lunes, 26 de octubre de 2020

"Il gioco dell'inganno"

Sinopsis: Venezia, 1796. Lorenza, la joven hija del barón Marianin, sabe que la espera un matrimonio sin amor y desea concederse una última jornada de libertad entre las calles invadidas de la pintoresca y festiva multitud del Carneval. Bella y segura de sí misma, no sabe que el frenesí y la confusión esconden grandes peligros para una joven sola y está por ser víctima de la violencia de dos hombres enmascarados. Pero a salvarla llega la más melancónica y siniestra de las máscaras: la baùta. Quien sea que se esconde detrás de aquel rostro de cartapesta, tiene en los ojos y en la voz el encanto de la noche que es tanto guarida de los bandidos como refugio de las estrellas. Aristocrático o espía, la baùta no quiere revelar su nombre, escondiéndose detrás de su elegante y firme decisión. Lorenza sabe que no logrará olvidarlo, sin imaginar que poco tiempo la separa de encontrarlo de nuevo... El hombre misterioso es una sombra entre aquellas que se mueven en la espesa red de engaños de la política veneciana, en la cual Lorenza será pronto involucrada en un increscendo de revelaciones fatales y encendida pasióne.

No imaginan cuánto necesitaba leer algo ligero, algo que me distrajera, que me hiciera soñar y no pensar en nada. Y de los tantos y tantos libros que tengo en lista de espera, elegí uno entre los 'italianos'. Al inicio me atrapó que estuviese ambientado en esa ciudad mágica y maravillosa que para mí es Venecia.

Seguramente no será la lectura del año, ni una historia imperdible e inolvidable; pero lo que sin dudas me ha llamado la atención y creo que sea merecido hacer notar, es la elección de personajes y su caracterización. Ella, Lorenza, es una joven contracorriente por ejemplo; ya que si bien vive en una época donde la mujer tenía un papel con la mínima importancia, donde se suponía no comprendían -ni debían hacerlo- las tramas y subtramas de las cuestiones políticas y sociales, y sólo eran fuentes de placer para los hombres; ella se impone. Ella desea y es, la que se impone a sus circunstancias; por esto, y delante de un matrimonio "arreglado", es que decide cómo desea vivir sus días. Y luego está él, el Conde Barbieri o, como lo conoceremos al principio, la baùta. Es verdad que según mi opinión no hay una máscara masculina más fascinante y misteriosa que ésta, pero el este personaje no es el típico "guapo", por el contrario, la autora -Adele Vieri Castellano- nos lo presenta como un ser oscuro, con el rostro desfigurado, con modos un poco bruscos si se quiere; pero a la vez, lo dotó de una característica aún más importante y seductora: la inteligencia.

Por ello, pese a ser una novela romántica, hasta erótica en ciertos puntos, creo que vale la pena; no es una más. Sumándole a esto un particular momento histórico que la autora sabe enmarcar y detallar de excelente manera. Leyendo este libro, es imposible no sentirse, no verse recorriendo las calles de Venecia.






 
   

(Esta reseña participa al "Reto Genéricoy al "12 meses, 12 libros")

sábado, 17 de octubre de 2020

#VDLN - 216

"...♫ ...Recuerdo aquellos días,
que al encontrar tu mirada
y sin decirme nada yo... me reía.
Era un día normal como otro día cualquiera
y empecé a tomar la vida de otra manera... ♫..."

(...recuerdo perfectamente esos días
y aún nos quedan muchos más,
estoy segura.
Feliz cumpleaños ♥)







Para unirte a este Carnaval,
te invito a que pases por la casa de Papá Cangrejo.

miércoles, 14 de octubre de 2020

"Alice in Wonderland"

"No seré jamás perfecto, ninguno lo es...
pero seré siempre coherente con mis pensamientos y feliz de distinguirme."
("Alice in Wonderland" de Tim Burton)


Desde el día que salió esta versión del clásico de la literatura infantil y, más tarde de la Disney, ya diez años atrás; me sentí muy identificada con la mirada del genio de Tim Burton. Esa eterna dualidad, que el director nos muestra en su protagonista, en Alice, y en todo ese mundo de las maravillas que Lewis Carroll imaginó. Y es que esto no sólo existe en el mundo que nos rodea, sino también en cada uno de nosotros. ¿O a ustedes no les sucede volver a ser, por un momento, otra vez pequeñ@ y mirar el mundo con ilusión y esperanzas renovadas; para que en el instante sucesivo sean ese adulto pragmático y, hasta podría decirse, cruelmente realista? ...a mí me pasa todo el tiempo.

Y tal vez, yo sea la "rara"... estoy tan acostumbrada a que me tilden así que ya ni me molesta; porque he aprendido a ser feliz y estar serena conmigo misma, en la coherencia que encuentro entre lo que pienso, lo que expreso y lo que hago. Yo soy esa mujer adulta que se hace cargo de sus decisiones y sus consecuencias... y también soy (aún) esa adolescente que salta de entusiasmo por lo nuevo, que se pone nerviosa o ansiosa, y que todo lo desea ya.

En mí conviven muchos aspectos, estoy llena de claroscuros, como todos supongo... o, simplemente, sea bipolar, jajajajajajajajajaja!

viernes, 9 de octubre de 2020

#VDLN - 215

"Ella está en el horizonte…
Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se mueve de diez pasos más allá.
Por cuanto yo camine, no la alcanzaré nunca.
¿A qué sirve la utopía?
Sirve propio a esto: a caminar."
(Fernando Birri)

(...pese a todo, no dejo de soñar.
No dejes de hacerlo tú tampoco.)

lunes, 5 de octubre de 2020

"Todo lo que no te dije"

"Escribo por placer, sin reglas, sin métrica, sin nada.
Porque intento desnudarme en cada página.
Sin problema y sin importancia.
Y pinto folios en blanco mientras sigo preguntándome por qué la vida es tan abstracta.
No busques poesía tradicional en este libro.
Esto es lo más parecido a un poema que soy capaz de escribir."

Apenas supe que lo estaba escribendo, no veía la hora que me llamara para decirme "aquí lo tienes, ve a buscarlo". Sin embargo, luego me detuve a pensar en ese instante y sentí que no le había demostrado todo lo importante que para mí había sido y la ilusión que me hacía, porque sé que para ella era importante... así y todo, no volví a decírselo, lo sabrá ahora, cuando lo lea aquí.

Entonces lo compré y seguí sumergida en el ritmo alucinante que están teniendo mis días últimamente... y dejé de pensar en ello, esa es la más pura verdad.

El viernes amaneció un día gris, en todos los sentidos que se logren imaginar. No especificaré porqué, a veces tengo la sensación que alguno pueda creer que con mis palabras busco alguna especie de compasión o justificación... ni la una ni la otra. Las cosas son como son; algunas tienen solución y lo único que nos queda es tener un poco de paciencia; otras son irremediables y, entonces, la única respuesta es ponernos el alma en paz... cosa no tan fácil como escribirla, por lo visto. Fue en este contexto, en mis lágrimas debajo de la ducha para que no se vean; en mi autoimpuesta sonrisa mientras trabajo, porque siempre pienso que la otra persona ya tiene bastante con lo suyo y cuando vienen a mí, lo hacen para, con un gesto superfluo, sentirse mejor; en mi perseverante positivismo que cada día de estos últimos años se mete más a prueba... que llaman a la puerta y me dicen que baje porque debían entregarme un pedido. No sabía qué era.

Llegó ella, llegaron sus letras... y me puse a llorar ahí pero esta vez de emoción. No hice a tiempo de subir la escalera que ya había abierto el paquete y otra vez esa brisa se coló, esta vez por la puerta de casa, y llegó hasta cada rincón de mi alma. Para cuando entré en mi estudio ya había leído contraportada y las primeras páginas...
"La poesía me salvará.
Digo mientras caigo una vez más."
¿Cómo hace? ¿Cómo puede tener esa capacidad de decir tanto... lo justo... en el preciso modo... en el instante exacto? Sentada allí, en mi rincón, continuaba a correr las páginas... y palabra tras palabra, una sonrisa se me dibujaba en el rostro. Fue entonces que podría jurar haber escuchado su voz.

Y lo supe, o mejor dicho, recordé, que no estoy sola. La vida no siempre ha sido clemente, pero no sólo me ha dado la fuerza para volver a recomenzar después de cada caída, sino que también ha puesto en mi camino seres maravillosos. Uno de ellos es sin dudas Laura...

"(...)
¿Cómo se explica algo que no se puede tocar pero que sí que existe en realidad?
¿De qué estarán hechas las cosas que no se ven?
¿De qué estará hecho todo lo que nos rodea?
Mientras nos dedicamos a desordenar la conciencia, con todo aquello que no podemos demostrar pero que sí somos capaces de sentir...
(...)" 
Y entonces tomo su mano una vez más, me dejo abrazar por sus palabras y me salvo.
De más está decir que les recomiendo el libro, y no sólo, sino cada palabra que salga de ella. Para quien aún no lo haya hecho, dense la oportunidad de conocerla, de leerla y comprenderán de lo que es capaz y el enorme privilegio que esto significa.

"Todo lo que no te dije", todo lo que te hace sentir, por Laura.

viernes, 2 de octubre de 2020

#VDLN - 214

"Es un gran milagro que yo no haya renunciado a todas mis esperanzas
porque éstas parecían absurdas e impracticables.
Aún las tengo, a pesar de todo,
porque continuo a creer en la íntima bondad del hombre,
que siempre puede surgir."
(Anna Frank)


"♫ ...Creo en los sueños, los acaricio con las manos
Creo en el sol que me calentará tamién mañana
Creo en los santos, a aquellas palabras mías al viento
Creo en el infinito amor que luego nace en un momento
Quizás propio cuando ya no lo creías más
Que no pensabas ni siquiera que podías ser tú
Y creo en los niños, en sus madres
A la belleza de los colores enmarcada dentro a los cuadros
A aquellas discusiones que se hacen dentro a los bares
A cada camino tomado que no sé jamás dónde va

Y amor creo a aquello que siempre me has dado
Me encuentro en tus ojos pero me pierdo entre la gente
Amor no puedo mirarte a los ojos y llamarte por tu nombre
No puedo más que estar en silencio si habla el amor
es una lluvia de luz palpitante que ilumina el corazón
No puedo mirarte a los ojos

Creo a la historia que no nos han contado
A los ojos brillantes si estoy emocionada
Creo a las adversidades del tiempo que nos hacen grandes
A nuestra proximidad cuando estamos más distantes
A las fuertes alas de mi obstinada libertad
A la oscuridad de la noche cuando se enciende la ciudad
A mi pasado que ha pasado y no lo he perdido
Y aún si hoy soy orgullosamente diferente a aquella
Creo en las oraciones aunque si cada uno a su modo
Porque cualquier luz es buena para encender esa oscuridad

Y amor creo a aquello que no sé olvidar
Amor sigue siendo amor, amor no te lo olvides
Y amor no puedo mirarte a los ojos y llamarte por tu nombre
No puedo más que estar en silencio si habla el amore
es una lluvia de luz palpitante que ilumina el corazón
No puedo más que estar en silencio

Creo en las oraciones aunque si cada uno a su modo
Porque cualquier luz es buena para encender esa oscuridad
Y amor creo a aquello que no sé olvidar
Amor sigue siendo amor, amor no te lo olvides... ♫"