lunes, 6 de julio de 2020

"No culpes al karma de..." & "Ante todo, mucho karma"

Sinopsis
:
Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela. Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Sinopsis
:
Si creías que después de volver con Aarón, Sara, nuestra Sara, iba a alcanzar la paz y la serenidad, es que no la conoces... ni a ella, ni al p... karma. Al comienzo de esta novela, Sara se encuentra justo al principio de su cuento de hadas: un trabajo apasionante, un esposo apasionado y un hijo de anuncio. Pero a pesar de esta mano ganadora, ¿es feliz? Pregunta retórica donde las haya: si no tiene motivos para torturarse, Sara los buscará hasta debajo de las piedras, y los encontrará, ¡vaya si los encontrará!
("Ante todo, mucho karma", de Laura Norton)

¿Qué quieren que les diga? ...empecé este libro con muchísimas ganas y entusiasmo; uno de los retos lectores indicaba los libros de humor y me dije ¿por qué no?. Y, como dice la sinopsis, el título llamó mi atención, por eso conseguí ambas partes de la historia y comencé a leer sin más.

Pero... sí, hay un "pero"... el libro no estuvo a la altura de mis expectativas. Obviamente no es que esperaba estar a las carcajadas todo el tiempo (aunque no estaría mal visto los tiempos que corren), pero me encontré con una historia muy predecible; y que, si bien tiene algunos momentos graciosos y algunos que otros personajes interesantes, el principal, el de Sara Escribano es como muy "subreal". Porque a mí, más que hacerme reír, como que a un cierto punto me han entrado unas ganas de darle dos 'toques' a la altura de la nuca... sobre todo en el segundo libro, la segunda parte de la historia. ¿Realmente puede existir alguien así? ...no lo sé y, aunque este mundo ya poco me sorprenda porque hay de todo y más, esto era como muy tirado de los pelos.

Digamos que ambos libros se leen súper rápido y que te hacen pasar el rato, sea en una playa o en la reposera tomando sol al lado de la piscina... pero que si no lo lees tampoco te pierdes mucho. Yo como que me esperaba un poco más, porque en definitiva es una historia romántica con algún que otro episodio de humor... (¿no será que ya voy pasada de historias románticamente tontas e irreales? ...me quedaré pensando, ¡cuándo no!)








(Esta reseña participa al "Reto Genérico",
a los "Meses Temáticos" y al reto "12 meses, 12 libros")