lunes, 22 de julio de 2019

"Demian"

"(...)
En aquella época encontré un extraño refugio. Por casualidad, como suele decirse. Pero esas casualidades no existen. Cuando alguien necesita algo con mucha urgencia y lo encuentra, no es la casualidad la que se lo proporciona, sino él mismo. El propio deseo y la propia necesidad conducen a ello.
(...)"
("Demian" de Hermann Hesse)


Hermann Hesse fue un escritor, poeta, filósofo y pintor alemán, naturalizado suizo. Y aún si "Demian" tal vez sea uno de los libros menos conocidos de este autor es, al mismo tiempo, uno de los más sorprendentes. Inicialmente fue publicado en 1919, bajo el pseudónimo de Emil Sinclair; y tuvo un gran éxito entre sus jóvenes lectores, aunque aún hoy, es una de las obras más discutidas de Hesse.

Emil, el protagonista del libro, es un buen chico. Él viene de buena familia, es uno que está atento y respeta las reglas y normas de su entorno. Pero -ya sabemos que siempre hay un 'pero'-, se siente atraído por una parte oscura, que le hace pensar que no es del todo bueno, o al menos no tanto como es considerado por todos. Esta sensación de estar constantemente sobre un precipicio, caminando sobre el límite entre el bien y el mal, se aplaca o se termina, cuando conoce a Max Demian, un enigmático y misterioso compañero de escuela. Y será él, Demian, quien le hará descubrir la íntima y compleja dinámica de la personalidad humana.

Es a través de este libro que su autor nos hace reflexionar sobre las perennes ambigüedades o contradicciones de la naturaleza humana. Esas que existen entre la naturaleza y el espíritu, entre la razón y el instinto. Por esto, te recomiendo leer la historia de este muchacho que, en el momento más crítico de su vida, su adolescencia, se encuentra delante la elección entre el bien y el mal, simbólicamente representados por dos "amigos", compañeros. Puede que te sientas reflejado en sus pensamientos y cuestionamentos... Conocer a Demian es todo un desafio, toda una reflexión.