miércoles, 30 de septiembre de 2020

"Match point"

"(...) Aquel que dijo: «más vale tener suerte que talento», conocía la esencia de la vida. La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas se escapan a nuestro control. En un partido hay momentos en que la pelota golpea el borde de la red y durante una fracción de segundo puede seguir hacia adelante o caer hacia atrás. Con un poco de suerte sigue adelante y ganas, o no lo hace y pierdes. (...)"
("Math point" de Woody Allen)


Debo admitir que yo soy una que odia perder el control sobre las cosas; sobre lo que la rodea; sobre las situaciones que está viviendo... y, sin embargo, en los últimos dos años prácticamente, he tenido que aprender que casi nada en nuestras vidas está totalmente bajo nuestro control, ni siquiera aquello que pensamos que sí.

En esta película del 2005, el maestro Woody Allen, nos muestra como un pequeño gesto, una mínima reacción, una decisión no analizada a fondo, puede cambiar el curso de todo... y eso no está absolutamente bajo nuestro control y asusta.

Te invito a ver "Match point", o volver a hacerlo si ya lo has hecho y pensar... ¿cuándo ha sido la última vez, que un pequeño gesto lo cambió todo y te has dado cuenta que lo siguiente dependía sólo y exclusivamente de un "golpe de suerte"?

lunes, 28 de septiembre de 2020

"El ruiseñor"

Sinopsis: "Francia, 1939. En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia, pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes. Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar decisiones cada vez más difíciles para sobrevivir.
La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los alemanes, Isabelle se encuentra con Gaëton, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente pero, tras sentirse traicionada, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.
En el amor descubrimos quiénes queremos ser.
En la guerra descubrimos quiénes somos en realidad."
("El Ruiseñor" de Hannah Kristin)

El mes de septiembre no ha sido uno de muchas lecturas, menos aún de reseñas, el ¿por qué?, simplemente es que el tiempo es uno y, a veces, todo no se puede. No es el mundo ni quienes nos rodean que exigen algo de nosotr@s, sino que la mayoría de las veces, somos nosotr@s mism@s a exigirnos más, siempre más... y este mes, yo he decidido hacer, tener prioridades; porque al final, si en cambio de cinco libros, me leía tres ¿alguno moriría?, pues no... (y menos mal, sino un cargo de conciencia... jajajajajajajajaja!).

Por todo esto, es que en las páginas de los diferentes retos de lectura, apunté un par de libros que no reseñé (y no pienso hacerlo) porque la verdad es que no han sido un gran qué. Y en cambio éste que les traigo hoy fue un golpe al alma y es por lo que no puedo, ni quiero, dejar pasar la oportunidad de hablar de él.

Si hay algo que me gusta de los "retos", sean de lectura como en este caso, como los de escritura o los de cualquier tipo, es que nos hace probar cosas nuevas, nos "empujan" a ir más allá de esos límites que nos hemos autoimpuesto. Y en mi caso, y con respecto a la lectura, uno de estos límites es la temática. Obviamente cada uno de nosotros tiene un género favorito, uno que prefiere por encima de los demás y que le resulta fácil leer... y otro que no le entusiasma demasiado o que, hasta evita de todas las formas. Admito que para mí lo son los históricos y más si tratan sobre alguna guerra... evito estos libros, o películas, o series, lo que sea propio de guerra, no es lo mío; como digo muchas veces, ya hay bastante infelicidad en el mundo como para encima buscarla en los momentos de relax y distracción. Pero siempre hay excepciones, y cuando me planteé buscar un libro para el reto de los "Meses Temáticos", uno que la trama se desarrollara en una de las grandes guerras, éste llamó mi atención.

"El Ruiseñor" creo sea un libro excepcional. Atrapa sin más. La autora, Hannah Kristin, toca cada fibra del alma humana, porque trata sobre los lazos de amor, los de la familia, entre padres/madres e hijos, entre hermanos, amigos; sobre las elecciones personales, de las consecuencias de éstas; sobre la libertad, el miedo, el coraje y el orgullo; sobre la maldad, la miseria y la oscuridad humana. Y todo lo hace sin caer en lugare comunes ni dar los llamados "golpes bajos". He encontrado a todos y cada uno de los personajes muy bien logrados, muy humanos; está la mujer que opta por la ficticia seguridad y que termina haciendo lo impensable, porque a veces sí, el fin justifica los medios. También están los anónimos héroes y heroínas, hombres y mujeres comunes que las circunstancias hicieron que se volvieran extraordinarios. Están los malos, que en el fondo tan malos no eran, sólo estaban del lado equivocado; como los buenos, que tampoco eran tan buenos y que luego se apañaron en la "obediencia debida". Y obviamente, no podía faltar esa especie de personaje -muy real, lamentablemente- que la realidad de los hechos revela la verdadera naturaleza.

Creo de no equivocarme en recomendar este libro, en lo personal, más allá de las lágrimas que me provocó (no me avergüenza decirlo, sobre todo al final), me alegro de haberlo elegido, de haber aprendido algo más sobre ese período tan oscuro de la historia, y que a veces, muchas, temo que no nos ha enseñado nada... y que, seguramente, no olvidaré en mucho tiempo, tal vez nunca.




 

(Esta reseña participa al "Reto Genérico",
a los "Meses Temáticos" y al reto "12 meses, 12 libros")

viernes, 25 de septiembre de 2020

#VDLN - 213

"Te quiero tanto.
Tú lo sientes, ¿verdad?
No está en las palabras,
no tiene nada que ver con decirlo,
con buscarle nombres.
Dime que lo sientes,
que no te lo explicas pero que lo sientes, ahora."
(Julio Cortázar)



miércoles, 23 de septiembre de 2020

"Seven"

“(...)
La apatía es la solución. Es decir, resulta más fácil abandonarse a las drogas, que enfrentarse a la vida; robar lo que uno quiere, que ganárselo; pegar a un niño, que enseñarlo. Por otra parte, el amor requiere esfuerzo, trabajo.
(...)”
("Seven" de David Fincher)

 


Creo que lo peor que le puede pasar a una persona, no es que la dejen de amar, ni siquiera que la odien, sino que no interese; que se la trate con indiferencia; que no importe ya cosa le sucede; que el pronunciar su nombre ya no provoque absolutamente nada.

Y sí, el amor requiere esfuerzo, trabajo, empeño, compromiso, constancia... por eso, tal vez, es que habría que hacer una diferencia, porque aquello que sucede entre dos en una cama (o donde tercie...) es sexo, con o sin sentimientos, pero sexo... en cambio, todo el resto, eso es "hacer el amor...", esa es la verdadera construcción.

Una película que no me canso de ver y, aún si me dicen que el final es obvio, 'descontado', en mi humilde opinión, no podía existir otro.









[Podría haber hablado sobre los "pecados" con esta película, pero para ese tema creo que me llevaría mucho más que una entrada... jejejejejejejeje!]

lunes, 21 de septiembre de 2020

El arte de amar

"(...)
Si dos personas que eran desconocidas, de repente dejan caer el muro que los dividía, y se sienten cercanos, unidos, ese momento de unión es una de las emociones más excitantes de la vida. Es aún más maravilloso y milagroso para los que vivían solos, aislados, sin afectos. El milagro de esta improvisa intimidad suele verse facilitado si coincide, o si inicia, con la atracción sexual. Sin embargo, este tipo de amor es, por su misma naturaleza, un amor no duradero. Poco a poco que dos personas se vuelven muy unidas, la propia intimidad pierde cada vez más el carácter milagroso, hasta que ese antagonismo, los desacuerdos, la recíproca soportación mata aquello que queda de la excitación inicial. Sin embargo, al principio, ellos no lo saben; confunden la intensidad del enamoramiento, la loca pasión que los une, con la prueba de la intensidad de sus sentimientos, mientras esto sólo podría probar la intensidad de sus soledades.
(...)"
("El arte de amar" de Erich Fromm)

Un libro que nos hace reflexionar sobre el amor. ¿Qué es amar? El autor, Erich Fromm, en este libro nos explica que el amor no es sólo una relación personal, sino un rasgo de madurez que se manifiesta en diversas formas: amor erótico, amor fraternal, amor filial, amor a uno mismo. Que el amor no es algo pasajero y mecánico, como a veces nos hace creer la sociedad de hoy en día. Por el contrario, el amor es un arte, es el fruto de un aprendizaje. Por ello, si queremos aprender a amar debemos actuar como lo haríamos si quisiéramos aprender cualquier otro arte, ya sea la música, la pintura, la escultura. O, por lo menos, no dedicar nuestra energía a lograr el éxito y el dinero, el prestigio y el poder, sino a cultivar el verdadero arte de amar.

Amar no significa poseer en manera exclusiva, limitar la libertad de la pareja o excluirse de la vida del mundo; al contrario, el amor puede abrirse al entero universo.

Un libro sobre el amor que enseña a desarrollar la propia personalidad y alcanzar la plenitud afectiva. Por eso te recomiendo de leerlo... y ya sabes, si lo haces podemos charlar sobre él... si quieres...

viernes, 18 de septiembre de 2020

#VDLN - 212


"♫... Sálvame
Me hace mal cuando es sincero
Sálvame
Dime al menos que no es verdad

Mírame
Pasos equivocados
Ángeles
Solos y rodeados
Háblame
Tú sabes la verdad

Álzate
Ama por siempre
Equivócate
No sirve a nada
Vivir
Si no se da

Álzate
Nace cada vez
Piérdete
Bajo el diluvio
Desvístete
Así serás bella

Míralo
Tiene manos bellísimas
Míralo
Es puro en el alma
Termínala
Si sabes cómo se hace

Álzate
Ama por siempre
Desvístete
Ríe de nada
Vivir
Nos bastará
Álzate
Es un sentimiento
Libre
Verdadero tormento
Vívelo
Mira el sol quema por ti
Por ti, por él
La boca tiembla di pasión

Por mí, por mí
Quiero otra vez aquel beso suyo
Sin final

Álzate
Ama por siempre
Equivócate
No sirve a nada
Vivir
Si no nos brindamos

Álzate
Dentro el cielo
Y brilla
Espacio infinito y libertad
Que no acabará jamás ...♫"

miércoles, 16 de septiembre de 2020

"Al este del Edén"

"Es por eso que estoy hablando con usted. Usted es una de las pocas personas que puede separar su observación de su idea preconcebida. Usted ve lo que es, donde la mayoría de la gente ve lo que espera."
("East of Eden" de Elia Kazan)

Hoy recordé esta película... tal vez porque se trata de un clásico que trata temas profundos y aún muy muy actuales, como el amor y el odio; las mentiras y la verdad; los prejuicios, la apariencia... o porque está protagonizada por una de las figuras más míticas de la historia del cine, James Dean, el "Rebelde sin causa", quien se saltaba todas las reglas establecidas... o tal vez, porque simplemente esta frase me hizo pensar en ella.

Unos años atrás, mi camino se cruzó con el de ella y en apariencias, podíamos ser tan diferentes, ningún punto en común, y sin embargo... ella nunca se detuvo en lo que parecía, en lo que podían haber dicho, en ideas construídas por otros... ella nos dió a ambas la oportunidad de conocernos...

Desde ese instante ha estado en momentos difíciles... ella es una rebelde, seguramente con más de una causa... ella se construye su propio Edén y yo hoy... siempre, le deseo que lo logre, porque se lo merece y mucho.


¡Feliz Cumpleaños!
Más que nunca, un abrazo de oso!

lunes, 14 de septiembre de 2020

¿Qué podría decir de quien, para mí, ha sido -y es- el mejor Poeta de todos los tiempos? ...siempre cuento que la primera vez que leí poesía, fue los "20 poemas de amor y una canción desesperada" de Pablo Neruda... pero fue sólo cuando leí a Mario Benedetti que me enamoré.

Hoy, 14 de septiembre, este grande hombre hubiese cumplido 100 años y no podía dejar de mencionarlo... porque hay un antes y un después de leer su obra; porque no hay un sólo poema que no llegue a lo más profundo, que no te toque el alma, que no te revuelva, te sacuda, te haga vibrar...

Elegí uno. No es el más importante, ni el que más me gusta, porque para mí lo son todas y cada una de sus letras... simplemente es mi modo más humilde de decirle: "Feliz cumpleaños, Maestro!"