lunes, 28 de septiembre de 2020

"El ruiseñor"

Sinopsis: "Francia, 1939. En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia, pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes. Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar decisiones cada vez más difíciles para sobrevivir.
La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los alemanes, Isabelle se encuentra con Gaëton, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente pero, tras sentirse traicionada, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.
En el amor descubrimos quiénes queremos ser.
En la guerra descubrimos quiénes somos en realidad."
("El Ruiseñor" de Hannah Kristin)

El mes de septiembre no ha sido uno de muchas lecturas, menos aún de reseñas, el ¿por qué?, simplemente es que el tiempo es uno y, a veces, todo no se puede. No es el mundo ni quienes nos rodean que exigen algo de nosotr@s, sino que la mayoría de las veces, somos nosotr@s mism@s a exigirnos más, siempre más... y este mes, yo he decidido hacer, tener prioridades; porque al final, si en cambio de cinco libros, me leía tres ¿alguno moriría?, pues no... (y menos mal, sino un cargo de conciencia... jajajajajajajajaja!).

Por todo esto, es que en las páginas de los diferentes retos de lectura, apunté un par de libros que no reseñé (y no pienso hacerlo) porque la verdad es que no han sido un gran qué. Y en cambio éste que les traigo hoy fue un golpe al alma y es por lo que no puedo, ni quiero, dejar pasar la oportunidad de hablar de él.

Si hay algo que me gusta de los "retos", sean de lectura como en este caso, como los de escritura o los de cualquier tipo, es que nos hace probar cosas nuevas, nos "empujan" a ir más allá de esos límites que nos hemos autoimpuesto. Y en mi caso, y con respecto a la lectura, uno de estos límites es la temática. Obviamente cada uno de nosotros tiene un género favorito, uno que prefiere por encima de los demás y que le resulta fácil leer... y otro que no le entusiasma demasiado o que, hasta evita de todas las formas. Admito que para mí lo son los históricos y más si tratan sobre alguna guerra... evito estos libros, o películas, o series, lo que sea propio de guerra, no es lo mío; como digo muchas veces, ya hay bastante infelicidad en el mundo como para encima buscarla en los momentos de relax y distracción. Pero siempre hay excepciones, y cuando me planteé buscar un libro para el reto de los "Meses Temáticos", uno que la trama se desarrollara en una de las grandes guerras, éste llamó mi atención.

"El Ruiseñor" creo sea un libro excepcional. Atrapa sin más. La autora, Hannah Kristin, toca cada fibra del alma humana, porque trata sobre los lazos de amor, los de la familia, entre padres/madres e hijos, entre hermanos, amigos; sobre las elecciones personales, de las consecuencias de éstas; sobre la libertad, el miedo, el coraje y el orgullo; sobre la maldad, la miseria y la oscuridad humana. Y todo lo hace sin caer en lugare comunes ni dar los llamados "golpes bajos". He encontrado a todos y cada uno de los personajes muy bien logrados, muy humanos; está la mujer que opta por la ficticia seguridad y que termina haciendo lo impensable, porque a veces sí, el fin justifica los medios. También están los anónimos héroes y heroínas, hombres y mujeres comunes que las circunstancias hicieron que se volvieran extraordinarios. Están los malos, que en el fondo tan malos no eran, sólo estaban del lado equivocado; como los buenos, que tampoco eran tan buenos y que luego se apañaron en la "obediencia debida". Y obviamente, no podía faltar esa especie de personaje -muy real, lamentablemente- que la realidad de los hechos revela la verdadera naturaleza.

Creo de no equivocarme en recomendar este libro, en lo personal, más allá de las lágrimas que me provocó (no me avergüenza decirlo, sobre todo al final), me alegro de haberlo elegido, de haber aprendido algo más sobre ese período tan oscuro de la historia, y que a veces, muchas, temo que no nos ha enseñado nada... y que, seguramente, no olvidaré en mucho tiempo, tal vez nunca.




 

(Esta reseña participa al "Reto Genérico",
a los "Meses Temáticos" y al reto "12 meses, 12 libros")

12 comentarios:

  1. Muy buena reseña, Alma. Solo decirte que hay libros que se nos meten dentro y nos emocionan... y nada de sentir vergüenza ante eso porque, eso mismo habla de nosotr@s.

    Mil besitos con cariño ♥

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Primero que nada, Auro, te pido disculpas por el retraso con que te respondo, de verdad que últimamente me han robado el tiempo porque no llego, de verdad que no...

      Y por el libro, te lo recomiendo si no lo has leído, realmente muy muy bueno.

      Besotes infinitos preciosa y muy buen fin de semana...♥

      Borrar
  2. Las emociones nunca deben ser motivo de vergüenza, y como ves, ese libro también trata de ello, porque el amor se mueve por emociones e imagino que dentro de un contexto bélico estás serán aún más intensas.

    Besos dulces y dulce semana Alma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Empiezo por pedirte disculpas también a ti, Dulce, por este retardo en mi respuesta.

      Y como bien dices, el amor se mueve por emociones... el amor nos salva, en todos los aspectos y situaciones.

      Besos grandes y que tu fin de semana sea fantástico.

      Borrar
  3. Qué buena reseña!
    Voy a buscarlo a ver si lo sumo a la lista de pendientes! Me dejo llevar por tus palabras!
    Un besazo!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Mi querida Ale, a vos ya te dije... no llego, necesito más horas, ¿dónde fue a terminar mi "tiempo libre"? ...uffffffffff.

      ¿Encontraste el libro? ...sino está en mi biblioteca, pasa a buscarlo.

      Smu@cksssssssssssssssssssssssss... te quiero.

      Borrar
  4. Respuestas
    1. Primero que todo, bienvenido a este rinconcito Alexander... segundo, también te pido disculpas porque aún si eres 'nuevo' por aquí -y no me conoces-, te juro que por lo general no soy de tardar tanto en responder... espero que esto no haga que no pases más por aquí... y por último, gracias por considerar ésta una buena reseña.

      Borrar
  5. y una vez vencidos los nazis a la resistencia se le percibió como un problema porque podrían exigir el derecho de tomar el poder y gobernar francia, por eso rápidamente los deslegitimaron dejándolos de lado.

    me gusta que el libro a pesar del ambiente bélico vaya más por el lado de las relaciones humanas.

    un beso.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Como sabes DRACO, yo vivo en Italia, lo hago desde hace muchos años, y si algo siempre me ha gustado es hablar con las personas ancianas... (si algo lamento es no haber aprovechado más esto cuando tenía a mis abuelos en vida...) ...con esto quiero decir, que de todo hay siempre dos campanas, de la guerra también. Yo no defiendo y menos que menos justifico lo hecho por la Alemania nazista, faltaría más... pero ojo, también la guerrilla, la Resistencia, i partigiani, se han equivocado y hecho cosas terribles... con esto quiero decir, que a veces es fácil "juzgar" con el diario del lunes, diferente es vivir esa situación, de un lado y del otro... soy de las que morirá creyendo que no existen los absolutos, en toda luz hay oscuridad y en toda oscuridad hay luz... un perfecto yin y yang.

      Un beso y te pido a ti también disculpas por este retraso en mi respuesta.

      Borrar
  6. Que tal Alma!
    De un tiempo a esta parte tengo la sensación de que las horas ya no tienen 60 minutos, si antes me daba tiempo a realizar varias tareas al día ahora ando siempre a toda prisa.
    He vuelto a recuperar el buen habito de la lectura, sobre todo revisando viejos libros de cine.
    Ese periodo historico en el que se desarrolla la trama del libro me resulta de lo mas interesante.
    Por cierto, me encanta esa imagen final...
    Besos;)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡Hola Fran!

      "Mal de muchos, consuelo de tontos" dicen, pero al menos no soy la única que se siente así.
      En las últimas semanas, entre una cosa y otra, me está costando encontrar el momento hasta para leer... pero bueno, tú ya sabes y no me voy a lamentar de ello (ni de nada...).
      Esa imagen final significa, por muchas cosas, la felicidad pero tú también sabes esto...

      Besotes!

      Borrar