lunes, 7 de diciembre de 2020

"El idiota"

Sinopsis
:
Proveniente de un establecimiento de salud en Suiza donde un doctor le ha tratado una enfermedad no concretada, el joven príncipe Myshkin (persona esencialmente buena y sin ninguna malicia) regresa a Rusia sin un rublo con el fin de hallar cobijo o ayuda en algunos parientes lejanos. Su aparición e integración en la sociedad de San Petersburgo llevará, precisamente en razón de su carácter, a que todo aquel que entable relación con él, desnudado por su mirada ingenua, sus mansas palabras y sus actos inocentes, experimente un trastorno inesperado en su vida o en sus sentimientos.

Se me hace difícil 'hablar' de este libro porque, si bien me gustó, me ha dejado con una muy buena sensación, admito también que hay muchas partes que se me hicieron insoportables y como que mi cabeza no ha sabido retenerlas. Es una de esas historias que se deberían leer cada tanto, porque en cada una de éstas se rescataría un mensaje diferente.

Hacía tiempo que tenía como una especie de deuda con la literatura rusa, ¿y qué mejor que Dostoievski para emprender este camino? y con una de sus obras más emblemáticas.

Desde el principio llamó mi atención el título y, a medida que iba leyendo este libro, surgía una pregunta ante lo que ya se podría decir es una creencia popular: que quien es 'bueno', quien antepone el bienestar del otro al propio, es loco o tonto o (el) idiota. Y entonces me preguntaba, me pregunto: "¿Por qué?" ...¿por qué aún hoy, dos siglos después de la ambientación de esta historia, a la bondad se la confunde con estupidez? No es una novedad si digo que el autor ha sabido desnudar el alma de sus personajes, porque a través de varios de estos y sus circunstancias, nos muestra el reflejo de una época pero también nos explica una condición humana que no ha tenido grandes cambios.

Un libro que nos hace reflexionar sobre temas universales como son el amor, la envidia, la rabia, la compasión y hasta la muerte. No es una lectura sencilla, a mí al menos me ha costado y por momentos se me ha hecho muy tediosa, lo vuelvo a decir; pero vale la pena. Sencillamente es un libro que hace bien leerlo y que no por nada es uno de los clásicos de la literatura.




 

(Esta reseña participa al "Reto Genérico",
a los "Meses Temáticos" y al reto "12 meses, 12 libros")