lunes, 31 de enero de 2022

"La fiesta de la insignificancia"

Sinopsis: Proyectar una luz sobre los problemas más serios y a la vez no pronunciar una sola frase seria, estar fascinado por la realidad del mundo contemporáneo y a la vez evitar todo realismo, así es La fiesta de la insignificancia. Quien conozca los libros anteriores de Kundera sabe que no son en absoluto inesperadas en él las ganas de incorporar en una novela algo «no serio». En "La inmortalidad", Goethe y Hemingway pasean juntos durante muchos capítulos, charlan y se lo pasan bien. Y en "La lentitud", Vera, la esposa del autor, dice a su marido: «Tú me has dicho muchas veces que un día escribirías una novela en la que no habría ninguna palabra seria… Te lo advierto: ve con cuidado: tus enemigos acechan». Pero, en lugar de ir con cuidado, Kundera realiza por fin plenamente en esta novela su viejo sueño estético, que así puede verse como un sorprendente resumen de toda su obra. Menudo resumen. Menudo epílogo. Menuda risa inspirada en nuestra época, que es cómica porque ha perdido todo su sentido del humor. ¿Qué puede aún decirse? Nada.
("La fiesta de la insignificancia", de Milan Kundera)

Hay autores que escuchás tantas veces a lo largo de los años, que muchas de éstas pensás que son inalcanzables. Podés llegar a imaginar que sus libros son algo así como "obras maestras" incomprensibles para los comunes mortales o lectores. Como yo en este caso... y no me preguntés por qué, pero para mí Milan Kundera siempre fue el claro ejemplo de esto que cuento.

No fue tanto tiempo atrás, en abril del 2018, cuando leí "La insoportable levedad del ser" después de años y años que estaba en mi famosa lista de "libros pendientes"... y fue maravilloso lo que descubrí. No sólo no era inalcanzable, sino que era -es- de esas cosas que te dejan huellas imborrables.

Por ello, y en mi afán de leer la mayor cantidad posible de los libros que tengo como "pendientes", comencé por aquellos "cortos" y estaba éste.

"La fiesta de la insignificancia"... ya el título me llamaba poderosamente la atención. ¿Cómo se podría dar valor a la insignificancia? ¿a hacer una fiesta de ella? Todas estas preguntas pasaban por mi cabeza antes siquiera de comenzar con el libro... y todas encontraron una respuesta. No es un libro que apunte a la trama, a la historia en sí misma y al desarrollo de los personajes, sino más bien a las reflexiones de estos, para que el lector las haga propias. Y esto lo hace desde el inicio...
"(...) ¿Cómo definir el erotismo de un hombre (o de una época) que ve la seducción femenina concentrada en la mitad del cuerpo, en el ombligo? (...)"
Es así que comienza el libro; y será el autor que página tras página, llegue y haga llegar al lector, a reflexionar que el ser humano no solicita venir al mundo, que el nacer no es un "derecho", como no lo es tampoco morir cuándo y/o en el mejor modo uno lo crea; por lo cual, todas las elecciones que hace el ser humano son sólo con respecto a todo el resto, que sería sobre "nada de lo que realmente cuenta", lo insignificante en realidad. Porque todo al final es una "ilusión", hasta la mismísima individualidad, siendo el ombligo una prueba latente de esto; porque si las piernas, el seno o las nalgas, convierten a una mujer diferente de la otra, éste -el ombligo- las hace iguales, es una "llamada a las repeticiones".

Un libro diferente, pero que, como ya dije, te deja pensando. Las reflexiones hacen eco y te lleva más allá de una simple historia.
"(...) la insignificancia se me presenta bajo un aspecto totalmente diferente, bajo una luz más fuerte, más reveladora. La insignificancia, amigo mío, es la esencia de la vida. Está con nosotros por doquier y siempre. Está presente aún donde nadie la desea ver: en los horrores; en las crueles batallas; en las peores desgracias. Se necesita muchísimo coraje para reconocerla en situaciones tan dramáticas y para llamarla por su nombre. Pero no basta reconocerla, es necesario amarla; la insignificancia hay que aprender a amarla. (...) respire amigo mío, respire esta insignificancia que nos rodea, es la clave de la sabiduría, es la clave del buen humor. (...)"

Detalles del Libro
Título original: "La fête de l'insignifiance"
Autor: Milan Kundera
Editorial: Tusquets Editores
Fecha de la primera edición: 30/octubre/2013
Páginas: 144