lunes, 31 de mayo de 2021

Stefan Zweig

No sé si alguna vez te ha pasado de tener un libro en tu biblioteca que no sabes cómo ha llegado allí. No sabes si alguien te lo ha recomendado; si has leído algún fragmento y te lo has apuntado; si sólo te ha gustado el título y ya... no recuerdas absolutamente nada. Pues así me sucedió con este autor, Stefan Zweig, y este primer libro que leí de él.

Sinopsis: "Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez.
Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final.
En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora."
("Carta de una desconocida", de Stefan Zweig)

Hace dos días terminé de leer este libro y te aseguro que aún tengo ese escalofrío que provoca haber terminado una historia única, especial, maravillosa. Es una novela súper corta, la versión que leí tiene apenas unas cuarenta y nueve páginas, y te aseguro que es el tiempo que te llevará disfrutarte un buen café con canela.

Todo inicia cuando un famoso escritor recibe una carta sin remitente ni nada. La carta de una mujer, de una desconocida. Y esta carta irá relatando la vida de esta mujer, desde que era poco más que una niña y con sus trece años se enamoró de su nuevo vecino; hasta ese momento, dramático, trágico, donde decide acabar con todo cuanto poco le queda. Algunos podrían decir que es una carta de amor, un amor incondicional y extremo; yo creo sea la historia de una obsesión, de un veneno del alma y de una venganza. ¿De qué otro modo se podría llamar a lo que esta mujer hace después de tanto tiempo y cuando el otro ignora completamente su existencia?

Es una historia sencilla, pero no simple; porque el autor, como muy pocas veces he leído antes, ha sabido plasmar con rotunda precisión y belleza el abanico de sentimientos del alma humana. No hay sorpresas, ni giros argumentales que te lleven a algún sitio que no sea el predecible. Pero estas páginas son adictivas, una vez que comienzas a leer "la carta", ya no puedes dejarla. Sientes cada palabra, su peso y la herida que causa.

Este libro, aún si pequeño, ha abierto un mundo, uno donde deseo leer todo lo escrito por este autor. Y esta razón me llevó a buscar y leer:

Sinopsis: "—¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?"

Éstas son las primeras líneas del libro y ya había quedado atrapada otra vez por este autor.

Todo inicia con el abandono por parte de una mujer, de su marido y sus hijas, para ir detrás de un joven hombre desconocido. Este hecho hizo que las personas que allí se encontraban y que fueron testigos, comenzaran con algo muy humano: el juzgar la vida del otro.
"(...) Tanta resistencia a reconocer el hecho evidente de que una mujer en ciertas horas de su vida, pese a su voluntad y a la consciencia de su deber, se encuentra indefensa ante el poder de las fuerzas misteriosas, revelaba miedo del propio instinto, miedo del fondo demoníaco de nuestra naturaleza. Y parece que muchas personas experimentan cierto goce en juzgarse más fuertes, más morales y más puras que aquellas que son 'fáciles de seducir'. (...)"
Y cuando uno de esos testigos toma de forma contundente la defensa de esta mujer, da pie para que la anciana del grupo, Mrs. C., desee hacerle una confesión... relatarle veinticuatro horas que han marcado el resto de su vida hasta ahí. ¿Increíble? ...pues no. ¿Cuánto más fácil es contarle algo a alguien que no conocemos de nada? ...mucho. Porque el desconocimiento hace que te liberes del miedo de ser juzgado. Y con este libro he confirmado que el autor, Stefan Zweig, ha tenido una exquisita, y no que altísima maestría, en mostrarnos la naturaleza del sentir humano. Describe de forma extraordinaria todos los tonos de grises por los que viajan las decisiones que tomamos, las consecuencias de dichas elecciones y cómo debemos aprender a vivir con ellas.

Otro libro que se lee de "un tirón" pero que se disfruta por mucho, mucho tiempo. Te los recomiendo sin dudas y, en mi caso, seguramente han sido los primeros de todos los suyos.


Detalle de los Libros
Título original: "Brief einer Unbekannten" & "Vierundzwanzig Stunden aus dem Leben einer Frau"
Autor: Stefan Zwieg
Editorial: Acantilado
Páginas: 49 y 70 respectivamente