viernes, 19 de julio de 2024

#VDLN - 310


 

"Una gran amistad tiene dos ingredientes principales: el primero, es el descubrimiento de aquello que nos vuelve parecidos; y el segundo, es el respeto de aquello que nos hace diferentes."
(Stephen Littlewood)


miércoles, 17 de julio de 2024

"Perfume"

"Porque los hombres podían cerrar los ojos ante la grandeza, ante el horror, ante la belleza, y cerrar los oídos a las melodías o las palabras seductoras, pero no podían sustraerse al perfume. Porque el perfume era hermano del aliento.
Con él se introducía en los hombres y si estos querían vivir, tenían que respirarlo. Y una vez en su interior, el perfume iba directo al corazón y allí decidía de modo categórico entre inclinación y desprecio, aversión y atracción, amor y odio. Quien dominaba los olores, dominaba el corazón de los hombres."

("Perfume: The story of a murderer" de Tom Tykwer)




lunes, 15 de julio de 2024

"El extranjero"

Sinopsis : "Meursault no disimulará nada. Tras la muerte de su madre, todo el mundo se sorprende al ver que no muestra tristeza. Y cuando comete un acto de violencia al azar en Argel, la sociedad queda desconcertada. ¿Por qué este soltero aparentemente? respetuoso de la ley haría algo así? ¿Y por qué no muestra remordimientos ni siquiera cuando eso podría salvarle la vida? Su negativa a satisfacer los sentimientos de los demás no hace más que aumentar su culpabilidad ante la ley. juzgando no sólo por su crimen, sino por su falta de emoción, una reacción que lo condena por ser un extraño Para Meursault, esto es un insulto a su razón y una traición a sus esperanzas, resume el absurdo de la vida. ".
( " El extranjero " , de Albert Camus )

Hacia mucho tiempo que por diferentes circunstancias no podía participar a las actividades del #vecindarioliterario ; por ello, apenas vi que leerían a Albert Camus , uno de mis grandes pendientes, no lo pensé dos veces y dije "¡sí, me sumo!" .

Creo que éste libro no sea uno de aquellos de los que podés decir "me gustó" o "no me gustó" . Tampoco es difícil su lectura pero... (siempre esta palabrita que viene a ser como un ruido molesto), y es que Mersault -así se llama el protagonista de nuestro libro-, es diferente a lo que estamos acostumbrados; no creo que puedas empatizar con él, porque él mismo no siente empatía con el mundo que lo rodea.

La historia comienza con un hecho, no con una acción; sino un hecho específico que en la vida de la mayor parte de los seres humanos tiene una cierta importancia... para bien o para mal, es algo que no se olvida. Sin embargo, Mersault utilizará por un buen gran porcentaje del libro la frase: "para mí era lo mismo" . Y era en estos momentos donde tenía la sensación de que él era un espectador de su propia existencia y, lo peor de todo, que no le importase mínimamente lo que podía ocurrirle.

Cuando cerré el libro pocos días después de haberlo empezado, porque es realmente una lectura breve, de todos modos me quedé reflexionando sobre el ser humano y sus prejuicios. Me explico... muchas personas tienen como unos esquemas mentales muy definidos, para circunstancias A se debe reaccionar de modo B o C al máximo, pero no de modo W o Z, y menos que menos de un modo desconocido; y las personas no están preparadas para estas reacciones fuera de los esquemas. Si alguien muere debes llorar desconsoladamente porque sino no te duele, no te importa; no se está preparado para el silencio o para la enajenación de ese hecho. El porqué puede ser muy muy variado y dar una opinión genérica no me parece adecuada... pero es en esto que pensaba, si el otro no se expresa como me espero, como yo lo haría, como creo que sea correcto, ¿el otro? ¿Está equivocado? ¿No está bien su actitud ante las circunstancias que se le presentan? Y es éste el nudo para resolver. Las circunstancias son iguales para todos, pero la actitud de cada uno de nosotros es una propia elección.






Detalles del Libro
Título original:
"L'Étranger"
Autor: Albert Camus
Traducción: José Ángel Valente (en español)
Editorial: Alianza
Fecha de la primera edición: 19/mayo/1942
Páginas: 124

viernes, 12 de julio de 2024

#VDLN - 309


"Cuando la mano de un hombre toca la mano de una mujer, juntos tocan el corazón de la eternidad."
(Kahlil Gibran)


"...♫ Las manos, todo comienza siempre con las manos
Y todavía no le has dicho que la amas
Aún si ella lo sabe
Y luego, sabes respirar sólo si está ella
Te conviertes en todo aquello que no eres
Te conviertes como ella te desearía
Pero no te alcanza jamás, oh, jamás

Amor, amor, amor amargo, amor mío
Amor que podrá detener sólo Dios
Pero este amor sin cielo volará
En tus manos, aah
Amore  sin amor, amor que no tengo
Amor que no triunfará si tú no quieres
Amor grande encerrado dentro una mentira
Sin mañana, aah

Mañana, mañana
Qué será mañana
Si para nosotros dos no habrá un mañana
Retomaré mi vida de siempre
Pero sin ti yo no tendría más nada
Más nada, nada

Amor, amor, amor amargo, amor mío
Amor que podrá detener sólo Dios
Pero este amor sin cielo volará
En tus manos, aah
Amore  sin amor, amor que no tengo
Amor que no triunfará si tú no quieres
Amor grande encerrado dentro una mentira
Sin mañana, aah
Amor amor, amor amargo, amor mío
Amor extraño, amor loco, amor
Sin mañana, aah, mañana ♫..."

miércoles, 10 de julio de 2024

"La casa de papel"

Volvamos a jugar al poliladron

Antes que comiences a leer esta reseña, por así llamarla, quiero que sepas que se me pudo haber ‘escapado’ algún que otro spoiler.

Era el año 2017 cuando vi los avances de una nueva serie televisiva española que, de ahí a poco sería transmitida por la plataforma Netflix. Esta serie, creada por Álex Pina, estaba filmada y producida al mejor estilo americano que, como todos sabemos, son los reyes indiscutidos en esto. Así fue que inicié el primer capítulo, muy curiosa y con mucho entusiasmo. Allí me encontré con actores que, en lo personal, nunca había visto... pero vayamos por partes.

Todo inicia con un simple hombre. Uno que, según mi opinión, cualquiera de nosotros podríamos conocer o haber cruzado en nuestra vida. A este personaje lo llamaremos como el Profesor, y es interpretado por un muy creíble Álvaro Morte. El verdadero nombre del Profesor es Sergio Marquina y, para describirlo en pocas palabras, es un muy inteligente jugador de ajedrez. Es un hábil estratega, capaz de predecir con muchísima anticipación cada movimento del adversario; y será el encargado de reunir al grupo que realizará el atraco más grande de la historia de España... asaltarán la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

A la primera que reclutará es a Úrsula Corberó en la piel de Silene Oliveira. Una ladrona al mejor estilo Nikita; ágil, fría, calculadora, que no se confía de nadie. Ella será también la voz en off de toda la serie, quien irá relatando pensamientos y sentimientos de cada uno de los protagonistas. Es por el modo en que ella conocerá al Profesor, que no meterá en discusión ni a él ni a sus reglas. Las dos principales de estas reglas del Profesor serán: ninguno debía saber el verdadero nombre de sus integrantes, y no podían relacionarse entre ellos. Es por éstas que a Silene la conoceremos como Tokio. Luego aparecerán Paco Tous y Jaime Lorente, en los roles de padre e hijo respectivamente. Ambos son ladrones, pero el padre, Moscú, será imprescindible para el plan, ya que es un ex-minero; y, aunque su requisito fue que el hijo, Denver, hiciera parte del grupo, al final tal vez se arrepienta de esta decisión. La otra mujer del grupo será nada más y nada menos que Alba Flores (me bastó verla y oírla para saber que era la única hija del recordado Antonio Flores, por ende, venía de una estirpe de artistas). Ella interpretará a Ágata Jiménez, o mejor dicho Nairobi, una experta falsaría que, como se imaginarán, será también una pieza clave del grupo. De todos modos, no nos olvidemos que estamos en la era de la tecnología; y, para lo que proyectaba el Profesor, necesitaba sí o sí un hacker. Para este papel se recurrió a un jovensísimo Miguel Herrán, el cual mereció el premio Goya como “Actor revelación” por su trabajo como Aníbal Cortés, alias Río. Si bien la parte de ‘inteligencia’ estaba cubierta, también se necesitaría la ‘fuerza’, y para ello se unieron al grupo dos soldados serbios, veteranos de la guerra de Yugoslavia. Dimitri Mostovói, Oslo y Yashin Dasayév, Helsinki; interpretados por Roberto García Ruiz y Darko Peric respectivamente (este último es realmente de nacionalidad serbia). Obviamente el atraco que estaban por realizar no era sencillo; el Profesor, cerebro del grupo, estaría fuera del edificio, por lo que tendría que dejar el comando de toda la operación en las manos de alguien de su entera confianza: su hermano. Pedro Alonso será Andrés de Fonollosa, Berlín; y que, para mi gusto, ha sido una de las mejores interpretaciones de la serie, un personaje bastante ambiguo, que se amaba y odiaba a partes iguales.

Así se formó el grupo de ‘malos’, que tan malos no eran después de todo, ya que en ningún momento han querido dañar a alguien. Se diría que son unos ladrones al mejor estilo Robin Hood si se quiere; o no, porque en realidad ellos no robarían nada sino que ‘fabricarían’ su propio botín. Y en esto se enfrentarán a unos agentes de policía también bastante particulares.

El atraco inicia con una toma de rehenes, por lo cual es imperativo llamar a alguien que sea capaz de negociar, que sepa mucho de psicología. Y es ahí que llega Itziar Ituño en la piel de la inspectora Raquel Murillo. Ésta trabaja junto a su fiel compañero, el vice inspector Ángel Rubio, interpretado por Fernando Soto; y ambos se enfrentarán a un muy autoritario Juan Fernández en el papel del coronel Alfonso Pietro. Y es aquí, en la interacción de todos estos personajes tan heterogéneos, donde encuentro los primeros ‘problemas’.

El primero es que todos los integrantes de la banda de ladrones -quien más, quien menos-, parecen tener una personalidad bordeline. El mismo Profesor pasa de ser un excelente estratega, a un hombre tan enamorado que se le pasa por alto las transgresiones a sus propias reglas, para ir detrás de su amada. Y ésta no es otra que la inspectora encargada de apresarlo; que siendo experta en psicología, no es capaz de resolver su situación personal: está aún atada a un ex-marido violento y manipulador, lo cual hace mella no sólo en su trabajo sino en su vida actual, creando un vacío afectivo que parece rellenar con el primero de turno. Ni siquiera los que se presentan como los ‘criminales profesionales’ se salvan, ya que de un momento a otro pasan a ser los novatos más improvisados; el culto y refinado gentleman que está al mando de las operaciones dentro el edificio, se convierte en un perverso psicópata; la fría y calculadora soldado, en una adolescente en plena explosión hormonal; y así todos. Hasta los mismos rehenes son un manojo de contradicciones, porque tratar de explicar con el síndrome de Estocolmo, el que una mujer herida de bala, a punto de morir, veinticuatro horas después de esto, tenga sexo salvaje con aquel que le ha disparado es, a cuanto menos, de locos. Sin contar con algunos detalles que dejan pensando que robar en instituciones de este tipo, sea una excursión a Disneyland.

De todas formas, reafirmo el hecho que esta serie me gustó, y te diría de verla sin dudas. Lo que sí, no busques la perfección; tómala así como te digo en el título, vuelve a jugar al poliladron.