lunes, 27 de enero de 2020

"Cianuro espumoso"

Sinopsis: Ha pasado casi un año de la muerte de la bella e imprudente Rosemary Barton, cuando algunas cartas anónimas hace que se despierte la sospecha que no haya sido un suicidio, como habían determinado los investigadores, sino un asesinato. ¿Quién podía tener interés en matar a Rosemary? ¿Un marido que había sido traicionado? ¿Una hermana envidiosa? ¿Una malvada rival? ¿O un amante aburrido? O ¿tal vez Rosemary había realmente decidido quitarse la vida porque guardaba un terrible secreto? Lo único que aparece muy claro desde el inicio es que ninguno de los que estaban con ella en el momento de su trágica muerte es quién dice ser...

¿Qué podría decirles que ya no sepan de "la dama del crimen"? ...porque sí, éste es un libro de la extraordinaria pluma de Agatha Christie y con eso ya se dice -casi- todo.

Aunque parezca mentira, esta novela fue publicada primero en Estados Unidos, que en febrero de 1945 el público conoció bajo el nombre de "Remembered Death". Y recién en diciembre de ese mismo año, se publicó en Inglaterra con su título original, "Sparkling cyanide". Es una novela relativamente corta y, a pesar de sus numerosos personajes, el lector en ningún momento puede llegar a confundirse; cada uno de ellos está muy bien delineado. Página trás página se comienza a comprender a cada uno de ellos, se conoce cómo piensan, cómo sienten, sus luces y, sobre todo, sus sombras. Y cuando crees que ya tienes la "solución", que los indicios te han sido claros... el detalle que te había pasado inobservado te hace recomenzar desde el inicio. Agatha Christie en esto es una maestra sin dudas, porque todo está allí, a la vista del lector y cuando finalmente se llega a la reolución del delito, miras hacia atrás y dices: "...pero sí!! ...¿cómo no lo he visto?!!"

Por eso, una escritora que jamás te falla y una clásica historia de misterio. 


(Esta reseña participa al "Reto Genérico" y a los "Meses Temáticos")

viernes, 24 de enero de 2020

#VDLN - 180

"Debiera existir una escritura de lo no escrito.
Un día existirá.
Una escritura breve,
sin gramática,
una escritura de palabras solas.
Palabras sin el sostén de la gramática.
Extraviadas.
Ahí escritas.
Y abandonadas de inmediato."
(Marguerite Duras)


(Ayer, 23 de Enero, Luis Alberto Spinetta,
uno de los más importantes músicos -genios- argentinos,
hubiese cumplido 70 años...
...feliz cumpleaños, Maestro!)

miércoles, 22 de enero de 2020


Este lunes que apenas ha pasado, el 20 de enero, Federico Fellini hubiese cumplido 100 años... y cuando se habla de él, yo no puedo pensar a otra película que no sea "La dolce vita".

Algunos dicen que es el mejor trabajo de él; otros directamente, hablan como la mejor película que jamás se haya filmado. Yo prefiero pensar que es una de esas obras maestras que nadie debería dejar de ver. Para disfrutar de lo que ya es un clásico sin tiempo, de una pasión que no tiene fin ni época porque es siempre actual.

"Debemos ir más allá de la pasión.
Como una gran obra de arte.
En esa milagrosa armonía, debemos amarnos sin importar el tiempo."
("La dolce vita", Federico Fellini 1960)

martes, 21 de enero de 2020

"Niente di umano"

Sinopsis: El nuevo año trae consigo un escalofriante descubrimiento para la psicóloga forense Kate Hanson de la Unidad de Delitos Sin Resolver de Birmingham: en un viejo galpón sobre el lago se halla el cadáver de un joven, muerto estrangulado. Se trata de Nathan Troy, un estudiante universitario con una vida aparentemente sin sombras. Al menos según su familia y los profesores. Pero entonces ¿por qué algunas personas relacionadas con él han desaparecido en la nada, y otras parecen muy reticientes sobre él? Y ¿cuál era su relación con la inquieta hija del profesor Henry Levitte, célebre pintor y docente afirmado? Mientras Kate busca de resolver una enredada red de túrbidas relaciones, el descubrimiento de otros dos cadáveres confirma que el asesino no ha jamás dejado de matar. Y podría volver a hacerlo.
(Sinopsis extraída de ibs.it y traducida por quien escribe)

Algunos de ustedes ya me conocen un poco -bastante- y como se imaginarán, luego de leer el primer libro de esta autora, A.J. Cross, "Ossa fredde", no me resistí a buscar y leer el segundo: "Niente di umano".

En éste la autora se reafirma en su estilo, será por eso que me resultó más fácil su lectura. O tal vez porque la trama en este caso era más llamativa, capturaba más mi atención. El ritmo de la narración permite a quien lee de visualizar perfectamente el ambiente en el que se desarrolla la trama, como también a todos los personajes. La verdad es que A.J. Cross no cae en la trampa de insistir en los aspectos macabros de su propia historia o recurrir a los golpes bajos. Por el contrario, te lleva lentamente a descubrir los aspectos psicológicos de los personajes; los cuales comienzan de un modo y poco a poco van cayendo todas las máscaras para terminar viéndolos por lo que realmente son.

Un libro que he disfrutado, que se lee bastante rápido y que es una muy buena opción para alguna de estas tardes de invierno.


(Esta reseña participa al "Reto Genérico" y a los "Meses Temáticos")

(*)Esta entrada es una 'edición especial', ya que he leído varios libros en estos últimos días y sino se quedarían sin reseñar. También aclaro que lamentablemente este libro, como el anterior de la misma autora, a pesar de su origen inglés, no ha sido traducido al español...😔

lunes, 20 de enero de 2020

"Relatos de un faro desorientado"

Sinopsis: “Relatos de un faro desorientado es un vistazo a la locura del amor, al abismo de lo prohíbido, a los sinsentidos, al optimismo irrefrenable, a las personas que nos dejan huella y al camino por escribir. Cada página es un poema que bien podría ser mi historia o la tuya. Es la búsqueda de una luz guía, de nuestro propio faro que se abre camino entre la densa niebla. Porque siempre hay un atisbo de esperanza entre las más negras de las tinieblas y personas a las que volver después de un naufragio.”

Hace casi un año y medio atrás, para uno de los primeros retos de lectura a los que participaba, debía buscar un libro de prosa poética que no haya sido escrito antes de 2014... no creí fuera algo sencillo, pero inicié mi búsqueda.

Igualmente, entre las posibilidades que se recomendaban en el sitio de los retos, estaba Defreds, pero la verdad fue que el hecho de no encontrar una versión ebook me frenó... Aunque sólo fue un momento; porque seguí buscando y encontré este libro: Relatos de un faro desorientado, de Elena Martín... y ya el título me hizo sonreír. Cinco minutos después ya lo había comprado y lo tenía en mi kindle.

Éste es un libro compuesto de relatos breves que se leen muy, muy rápido, (yo lo he leído dos veces en un fin de semana!). En ellos encontrarás los que hablan de amor, los que hablan de confianza, de miedos, de desilusiones... de todos los sentimientos que cada uno de nosotros puede experimentar, y que ha vivido.
“No intentes decifrarme ni entenderme, no soy un acertijo.
Me muevo cual veleta y no me entiende ni el viento.
A veces lloro de alegría y a veces rio de impotencia,
y eso es todo lo que comprendo.
Mejor nos dejamos de soluciones
y comenzamos a conocernos.”

(“Enigma”, Relatos de un faro desorientado de Elena Martín)
Un libro que te recomiendo sin dudas, porque me ha gustado muchísimo, porque tiene un lenguaje sencillo y que llega al centro de cada uno. Búscalo y dale una oportunidad, no te arrepentirás.

El faro del fin del mundo, Tierra del Fuego, Argentina

(Nota: la sinopsis fue sacada del sitio: amazon.es)

viernes, 17 de enero de 2020

#VDLN - 179

"Cuando brilles encontrarás dos tipos de personas.
Aquellas que desean permanecer a tu lado
y te ayudan a brillar más aún.
Y aquellas que no soportan tu luz
y harán de todo por apagarla."
(Alda Merini)


...vos siempre me has hecho brillar,
lo hacemos ambos, juntos,
y así quiero continuar...
...vayamos por más!

miércoles, 15 de enero de 2020

"Star wars: Episodio IX"


Y sí, cedí a la tentación de ir al cine a ver el noveno y último (así lo espero) episodio de esta saga. ¿Por qué digo que cedí? ...porque no he ido con la ansiedad y las ganas que espero y me gusta provoque una nueva película en mí. Esa fue la lamentable y sincera realidad.

Amé esta saga. Mejor dicho: amo esta saga; pero la última trilogía ni la cuento. Vayamos desde el inicio...

Tal vez, como muchos de los de mi generación, conocí el universo de "Star Wars" en el verano argentino de 1984, con "El regreso del Jedi". Y fue un flechazo, amor a primera vista. Para abril de ese mismo año, en mi octavo cumpleaños, mi papá proyectó en Super8 el episodio anterior: "El Imperio contraataca". Nunca más dejé de interesarme sobre estas más que famosas 'Guerras Estelares'; mi primo y hermano tenían los muñequitos, y yo moría por ser aquella Princesa Leia (Carrie Fisher)... si alguna vez he deseado ser una princesa, seguro fue a ser como ella que aspiraba. Y hasta acá estábamos hechos.

Entonces llegó julio de 1999 y con él el estreno de un nuevo capítulo de la historia: "La amenaza fantasma". Este sería, de ahora en más, el episodio I de la nueva trilogía de 'precuelas' y de la completa saga. Y esperé... esperé los tres años que tardó en estrenarse el episodio II: "El ataque de los clones"; y otros tres años más para el episodio III: "La venganza de los Sith". No me averguenza decir que me emocioné, las películas estaban no sólo bien escritas y pensadas, sino que ahora tenían todo el máximo -creo- de efectos especiales. Esta nueva trilogía me traía tantos recuerdos, hacía que volviera a mi infancia y estuviese allí, transcurriendo momentos ya lejanos y casi olvidados. Y hasta acá me ponía de pie y aplaudía... lo hacía a la creatividad de la trilogía original y a la genialidad de esta segunda trilogía casi veinte años después.

Pero, parece que tampoco en la industria del cine nada alcanza, y en diciembre de 2015 apareció finalmente el episodio VII: "El despertar de la Fuerza". Dos años después, diciembre de 2017 fue el momento del episodio VIII: "Los últimos Jedi". Y finalmente, el pasado diciembre, 2019, el episodio IX (y repito, espero el último): "El ascenso de Skywalker"...

Es verdad que esta última ha sido, tal vez, la menos mala (siempre y cuando esto sea un bien en sí mismo). Quizás, como en el episodio VIII se intentó cortar con el pasado para que los verdaderos y únicos protagonistas sean Rey (Daisy Ridley) y Kylo Ren (Adam Driver), y esto lo único que produjo fue un gran rechazo en casi toda la comunidad de fans de "Star Wars" de alrededor del mundo; se decidió buscar nuevamente a J. J. Abrams para que realice una especie de reconciliación entre trilogías, haciendo del pasaje generacional el tema principal de la película.

Se ve a esta joven Rey luchando por ser la digna heredera del legendario Jedi Luke Skywalker (Mark Hamill); y a un Kylo Ren que está dispuesto a cualquier cosa para estar a la altura del mito de su abuelo, Darth Vader (David Prowse). Pero ninguno, ni estos dos personajes ni ninguno 'nuevo', escapa a la inevitable comparación con los orígenes; y entonces, la pregunta que queda flotando en el aire es: ¿era necesaria esta trilogía?, ¿ha agregado algo realmente significativo a la historia? ...y temo que mi respuesta sea no. Rotundo. Porque volvemos a lo dicho al inicio, la creatividad de la trilogía original aún hoy deja a boca abierta, por la trama, por la invención de nuevas galaxias, nuevos idiomas, nuevos seres vivientes, nuevo el conjunto. La genialidad de 'explicar' el inicio de todo casi veinte años después, es algo para aplaudir hasta que te duelan las manos. Pero esta última trilogía es totalmente prescindible. Y seguramente, tanto ella como sus nuevos personajes, no pasará a la inmortalidad como lo hizo aquella original de fines de los años '70. Porque encima, como es obvio en los tiempos que corren, nada está cerrado del todo aunque parezca, y esta película cierra una historia milenaria, pero a la vez deja una pequeña rendija para volver en caso de necesidad (de recaudación, entiéndase).

En fin, que ir al cine la semana pasada fue una cuestión puramente sentimental; porque por sobre todas las cosas, aún sabiendo lo que iba a encontrarme y que no quedaría satisfecha en general, necesitaba ver por última vez a esos personajes que tanto he amado: Luke Skywalker, la Princesa Leia, Han Solo, Chewbacca, R2-D2 y CP3O, y así yo cerrar un ciclo.