lunes, 10 de febrero de 2020

"Detrás del cristal"

Andrés Gálvez, un joven ejecutivo, lleva meses preparando unas vacaciones con su novia en el Caribe para escapar de los compromisos de la Navidad, sin sospechar que su vida está a punto de trastocarse por completo. La situación económica de Ana Iriarte es límite. Ha buscado con quién dejar a su bebé esa noche para acudir a un trabajo eventual, pero ni su única amiga, Raquel, puede ofrecerle ayuda pues también tiene un grave problema: pasa por un mal momento con su marido como consecuencia de los e-mails que está recibiendo de un desconocido. La desesperación empuja a Ana a hacer una locura que, esta vez, puede costarle muy cara. Ana ha aprendido a sobrevivir sola pero esta vez, cuando su vida se tuerza y su camino se cruce con el de Andrés, ¿se atreverá a vivir? "Está permitido equivocarse. Lo que es cobarde es no intentarlo"
("Detrás del cristal" de Mayte Esteban)

A ver cómo empiezo...

Había comenzado el mes de febrero y, queriendo leer un libro que fuera para más de uno de los retos de lectura que sigo, elegí éste. "Detrás del cristal" es una novela romántica por lo que cumplía los 'requisitos' de todos los retos y porque también es uno de los mencionados en "Serendipia Recomienda".

Pasadas las primeras páginas esta historia corrió serios riesgos de que la dejara y hasta que tirara el kindle por la ventana... (no, eso no...😛). El hecho es que -sin hacer spoiler de nada- la 'locura' que hace Ana me pareció tan inverosímil que me costó aceptar su personaje. Continué por Andrés; él sí me pareció creíble (aunque si era guapo, rico, culto y un poco tímido...) y las mujeres harían la fila por conocerlo. Así que seguí, deseaba saber dónde y cómo terminaría todo eso; y debo decir que está muy bien escrito, se divide en capítulos, no muy extensos, donde uno va conociendo la historia por parte de ella, Ana Iriarte, y él, Andrés Gálvez. La autora va especificando al inicio de cada parte, no sólo quién de los dos es el protagonista en cuestión, sino dónde y a qué hora ocurre todo. Los personajes secundarios también son muy creíbles; y un punto que sí es necesario destacar y darle todos los méritos a Mayte Esteban, es que trata asuntos de la vida cotidiana tales como la rutina, la pareja, las familias, el trabajo, de manera simple y no idealizada; y otros temas que, lamentablemente, son de una espantosa realidad, ella los escribe con mucho tacto y sin caer en dramatismos innecesarios.

Por todo esto, yo te recomiendo que le des una oportunidad, porque al final logra su cometido, entretiene y te deja con una sonrisa.
(Sinopsis tomada del sitio: quelibroleo)

   

(Esta reseña participa al "Reto Genérico",
a los "Meses Temáticos" y al reto "12 meses, 12 libros")
---
(Este libro ha sido recomendado en el reto "Serendipia Recomienda 2020";
si quieres saber de qué se trata haz 'click' en la imagen de aquí abajo...)