lunes, 25 de enero de 2021

"Arde, bruja, arde!"

Sinopsis
:
Ésta es una de las obras más logradas de Abraham Merritt, indiscutible maestro de la fantasía del siglo XX. Se trata de una investigación médica que acaba convirtiéndose en una historia de terror, pues lo que parecía una cadena de muertes accidentales no es sino el resultado de la siniestra maquinación de Madame Mandilip, la bruja que hace muñecas animadas de sus víctimas. Solo la intervención del doctor Lowell, secundado por el capo Ricori, frenarán sus infames designios.
("Arde, bruja, arde!", de Abraham Merritt)

Lo confieso, el género de terror no es de mis favoritos, ni siquiera se acerca a ello. Y, si hay algo que me aterroriza particularmente, son las muñecas de porcelana. Tanto es así, que la única de este tipo que le han regalado a mi hija, costosa y muy, muy hermosa, pero con su mismo nombre y decididamente muy parecida, ha siempre permanecido en la caja donde venía y guardada en el fondo de un armario... en fin, que no quiero comenzar a 'divagar'.

Como saben, este año me inscribí al llamativo reto "Hermanas Fatídicas" y como ninguno de los dos títulos propuestos encendían esa chispa necesaria de curiosidad, pues busqué una alternativa y dí con este libro que hoy les traigo.

Por lo dicho al inicio, admito que comencé a leer esperando tener un sobresalto en cualquier momento pero por suerte éste no llegó. De todos modos la historia está muy bien planteada, porque el autor, Abraham Merritt -un total desconocido para mí hasta ese momento-, sabe llevar al lector de manera muy fluida. La trama mezcla la brujería, o el esoterismo si quisiéramos llamarlo de una manera más correcta, con el género policial o de suspenso. Pero permanece esta primera, la brujería, como la gran protagonista.

Estamos en la ciudad de New York de los años '30, tierra de gangsters. Son estos los hombres que encuentra el Doctor Lowell en la calle del hospital una noche cualquiera y lo que ve, no sólo no lo deja indiferente, sino que despierta el investigador que hay en él, dando inicio a una búsqueda inquietante y a una lucha entre razón, ciencia y superstición.

Merritt logra poco a poco, atraparte en una historia que, si bien sabemos (¿?) es fantasía, nada de lo relatado parece taaaaaaaannnnn irreal de no poder creerlo. La construcción de los personajes por su parte es muy acertada también; es imposible no poder 'visualizar' con total claridad, por ejemplo, al jefe mafioso y su mano derecha, el italiano signor Ricori y McCann. O esa feísima mujer, esa bruja manipuladora de Madame Mandilip y sus terroríficos muñecos.

Un libro que he encontrado, si bien nada excepcional, bueno en su género. Tal vez la única cosa que podría señalar que no me gustó mucho, es el final... tuve la sensación de 'poco', de 'no suficiente', como que no estaba a la altura de todo el resto, de una historia que no tenía ni una palabra 'de más' y que en ese momento me faltaban.


Detalles del Libro:
Título original: "Burn, witch, burn!"
Autor: Abraham Merritt
Traductor: Alfonso Nadal
Editorial: Molino (España), serie "Biblioteca Oro", 1935
Páginas: 187