lunes, 16 de noviembre de 2020

Pilar Sordo

Hasta hace poco más de siete meses atrás, yo no sabía de la existencia de esta mujer, de esta psicóloga y escritora chilena. Fue en una conversación con mi amiga Laura que, escuchando aquello que le decía y cómo lo hacía me dijo que me parecía a Pilar Sordo. Obviamente ya me conocen, mi legendaria curiosidad tardó 0.2 en buscar todo tipo de información sobre ella. En los últimos tiempos he estado en un período bastante, ¿cómo describirlo?... ¿apático? ¿depresivo? ¿angustiado? ...el hecho es que deseaba leer un libro en particular de esta autora, pero como también ya saben de mis neuras, debía comenzar desde el inicio... y así fue. Hoy les hablaré de los primeros cuatro libros que leí en estas semanas...

Sinopsis
:
Hombres y mujeres somos distintos. Con esta premisa, que desestima el malentendido de la igualdad entre géneros -no así el necesario acceso a las mismas oportunidades-, la reconocida psicóloga Pilar Sordo nos plantea que, a partir de nuestra condición de hombre o mujer, equilibremos y complementemos las facetas femenina y masculina que todos poseemos, y de este modo alcancemos la plenitud personal. Como resultado de cuatro años de una exhaustiva investigación, ¡Viva la diferencia! contiene numerosos consejos prácticos, e incluye un apartado dedicado los jóvenes. En este sentido, la autora llama la atención sobre la creciente competencia entre ambos géneros, con una nociva masculinización de la mujer que también afecta a las adolescentes, quienes reciben la dañina impresión que deben ser «lo menos mujer posible» para sobrevivir. «Lo importante será descubrir qué aspectos masculinos y femeninos ha desarrollado cada uno y cómo nosotros podemos equilibrar y complementar ambos matices en nuestro interior para poder hacer más fluida e íntegra nuestra estabilidad psicológica y, por tanto, lograr la armonía necesaria para poder desarrollarnos en plenitud, tanto respecto de uno mismo como de los seres que más queremos.»
("¡Viva la diferencia!", de Pilar Sordo)

Cuando empecé a leer "¡Viva la diferencia!", me reconocí en muchas cosas y, a su vez, reconocí a muchas de las personas que me rodean. Admito que el entusiamo inicial disminuyó un poco hacia el final, le encontré un cierto "aire" conservador a sus palabras, dejándome un gusto semiamargo en boca. Aún así, creo sea un libro que hay que leer, sea mujeres que hombres; y hacerlo en diferentes etapas de la vida, porque es de los que siempre recoges algo nuevo. Lo que más me ha gustado es sin dudas el promover el empoderamiento femenino sin olvidarse de lo más esencial: ser femeninas. La reivindicación del que ser mujer es una maravilla y que, si bien es justo e importante luchar por una igualdad de derechos con los hombres, no debemos buscar ser 'iguales' a ellos.

Sinopsis
:
¿Por qué los adolescentes no quieren crecer? Con este interrogante, la destacada psicóloga Pilar Sordo abre un debate cuyas respuestas deben ser buscadas por los adultos a partir de la reflexión sobre el tipo de testimonio que estamos siendo para nuestros hijos. En un contexto en el que tratamos de darles todo lo que ellos necesitan, nos estamos olvidando de lo que realmente nos están pidiendo: más afecto, caricias, límites, un mundo más seguro por el cual transitar. Este libro recorre las distintas etapas de la vida de los jóvenes -desde los nueve hasta los treinta años- reparando en los principales conflictos y desafíos de cada una de ellas, y en la dirección en que los padres deben orientar los sueños de sus hijos para que ellos puedan desarrollarse en plenitud. "Creo profundamente en los adolescentes de este país, pero en lo que me cuesta creer es en los adultos; por lo tanto, si los adultos cambiamos como motor de vida, como testimonio de acción, claramente vamos a tener una generación de adolescentes que en el futuro van a ser los grandes constructores de este país."
("No quiero crecer", de Pilar Sordo)

Éste fue el libro que más contradicciones me provocó. Tal vez por mi propia historia personal, por cómo he siempre educado a mi hija. Los puntos en que quizás no me he visto muy reflejada y, por el contrario, de totalmente otra opinión ha sido el tema adolescentes (sobre todo lo que respecta a las mujeres) y el sexo. Continúo a sentir en las palabras de la autora una cierta tendencia conservadora, muy propia de su generación. La cuestión que sí no podemos dejar de mencionar y de tener muy en cuenta cuando leemos estos libros, es en los individuos que ella, Pilar Sordo, ha estudiado y en los que se han basado sus trabajos, investigaciones y posteriores libros. Ella habla, por sobre toda las cosas, de su país, Chile, y muchas de estas circunstancias podría trasladarlas al sudamericano medio. Creo que cuando se lee este tipo de libros, son argumentaciones a no subestimar ni olvidar.

Así y todo, cuando terminé de leerlo, pude decir con orgullo: "tan mal no lo hemos hecho", y es que hay muchísimas cosas que podría haberlas escrito yo sin lugar a dudas; es más, si le diera el libro a mi hija estoy segura que me diría que muchos pasajes era yo la autora... jajajajajajaja! Hay un párrafo que se me quedó muy impreso, porque estoy convencida de ello y no mucho tiempo atrás lo comentaba como una de las características principales de la sociedad.
"Estamos en una sociedad que borra todo lo antiguo para poder caer en lo nuevo. Que no repara nada, porque es más barato incluso comprarse cosas nuevas que reparar cosas viejas. Nos hemos ido alejando del concepto de reparación y, por supuesto, también del perdón."
Sinopsis
:
Una reflexión profunda desde nuestro costado más íntimo. En medio de una estructura social que lo erotiza todo, nuestra capacidad para contactarnos con nosotros mismos y con nuestras emociones es tan baja que cada vez necesitamos estímulos más fuertes para sentir cosas. En "Lecciones de seducción", Pilar Sordo desmitifica la vieja idea de "encontrar la media naranja", planteando la obligación de ser primero una "naranja completa". Por eso, las doce lecciones que conforman este libro proponen, antes que nada, un cambio interno para conocerse, cuidarse y aceptarse a uno mismo. Una transformación fundamental que nos permitirá encantarnos y encantar a nuestra pareja. En este camino nadie queda fuera: los que están acompañados hace mucho tiempo, los que están solos y los que están en pleno conocimiento del otro; todos debemos recuperar esa capacidad de encantar y atraer. "Les quiero proponer vivir un camino de autoconocimiento y así lograr desprendernos de aquello que nos ha ido quitando libertad para poder disfrutar del autocuidado, del goce por el otro y con el otro. Así mismo, los quiero incitar a aprender a quererse en plenitud desde lo interno, a dejar de «cotizar» o «comprar» todo lo que viene de afuera para que me haga feliz."
("Lecciones de seducción", de Pilar Sordo)

Si la autora ya me gustaba, si 'me' encontraba tanto entre sus palabras, con este libro terminó de conquistarme. El inicio hizo que se me escapara una sonora risa, porque es una fiel muestra que no sólo conoce de psicología (y mucho), sino de aquello que significa el trabajo de un escritor. Y no podía dejar de imaginar el rostro de quien se podía acercar a este libro buscando fórmulas mágicas para salir de "ligue".

Obviamente es un libro para mujeres y hombres, no está focalizado a un sector en particular. Pero es mi más humilde opinión que, sobre todo las mujeres, no pueden dejar de leerlo, tal vez por eso que somos nosotras a hacernos más y más paranoias. Yo no podría estar más de acuerdo con lo dicho en estas páginas. Es más, me llamó poderosamente la atención que, sin saber nada yo de psicología ni nada, es el camino de autoconocimiento que emprendí tantos años atrás. Por ello, te repito, no dejes de leerlo, no dejes de aprender a seducir(te).
"Nadie da lo que no tiene."
Sinopsis
:
Luego de una acaba investigación sobre la felicidad, la reconocida psicóloga Pilar Sordo descubrió que los latinoamericanos asociamos este concepto con algo tan fugaz como la alegría, por lo que creemos que lo bueno dura poco y vivimos anticipando la desgracia. La propuesta de este nuevo libro es desmitificar ideas como éstas y nos propone buscar el verdadero significado de la felicidad, que está íntimamente vinculado con estar conectados con el presente, recuperar la ilusión, encontrarle sentido a lo que hacemos y cambiar ciertos comportamientos y dinámicas sociales que nos llevarán a ser más felices. Con su estilo directo, cercano, divertido e igualmente profundo, Pilar Sordo nos exhorta a conocer, mirar, tocar y hacernos amigos del dolor mediante una serie de herramientas que nos ayuden a tomar la decisión de ser más felices, a caminar sanamente por los duelos y a llegar al momento final libres de todo apego y conscientes de nuestra existencia.
("Bienvenido dolor", de Pilar Sordo)

Y finalmente llegué al libro que deseaba leer...

No creo sea un misterio para muchos de ustedes que los últimos -casi- dos años de mi vida han sido bastante difíciles. He sufrido bastantes pérdidas a lo largo de mi vida, un poco como todos tal vez (seguramente); pero la última me ha herido de un modo que hasta hoy no logro poner en palabras, más allá de algún vano intento. Fue por ello que decidí leer este libro, no porque esperara soluciones mágicas ni nada que se le pareciera, simplemente era un modo -una excusa si se quiere-, para soltar lastre. Y lo logré.

A veces no es aquello o aquellos que te rodean, lo que impide que uno exprese el propio dolor, que uno de muestras de las propias fragilidades, de ser alguien vulnerable... a veces es uno mismo. Este es mi caso, siempre lo ha sido. ¿Por qué? ...no lo sé, podría citar mil razones, válidas todas y ninguna a la vez. Porque ahora, no por la lectura del libro en sí, sino por la experiencia que me han dado los años, sé que esta forma no me hace bien.

Es un libro que te explica, según la autora, porqué debemos atravesar el camino de nuestras vidas, enfrentando el dolor de frente sin más; porqué debemos tomar esto como una experiencia enriquecedora y de crecimiento. Te lo recomiendo, sea que estés pasando por un momento personal delicado, como no.





 
(Esta reseña participa al "Reto Genérico",
a los "Meses Temáticos" y al reto "12 meses, 12 libros")