lunes, 12 de agosto de 2019

"Paris es siempre una buena idea"

"¿Quién no tiene un sueño por cumplir?
¿Quién no aspira, en el fondo, a encontrar el amor perfecto? París es siempre una buena idea para buscar la verdad y encontrar el amor...
La propietaria de una pequeña y adorable papelería. Un atractivo profesor de literatura norteamericano. Dos vidas paralelas unidas por un libro infantil con una dedicatoria que esconde un misterio."
(Sinopsis de "París es siempre una buena idea" - Nicolas Barreau)

Aún no conozco París, y sé que es un pecado, pero es la pura verdad. Esta ciudad tan mágica, a la que han definido sea como "la ciudad del amor"; "la ciudad de los artistas"; "la ciudad de las luces"... (de esto último sí puedo dar fe, he llegado a ella de noche -sólo una parada en un viaje mucho más largo- y wowowowowowowowo... ¡cómo se ve desde el cielo, un verdadero espectáculo!). En definitiva, un sitio al cual hay que ir, al menos una vez en la vida. Y no importa si estás enamorado o no; si eres un eterno romántico o el más realista de los seres; si te gusta el arte o no te puede interesar de menos... París fue, es y será siempre una buena idea... justo como el título del libro.

Una romántica y simple historia, sencilla; hasta podría decir, previsible. Pero en esto resiede su encanto. En su simplicidad te permite soñar, ilusionarte con el fluir de las letras y, al final, emocionarte; porque es imposible no suspirar con estas historias.

El primer libro que he leído de este autor, y no será el último... ya sabes, si querés soñar y sonreir mientras lees, recuerda "París es siempre una buena idea".