lunes, 11 de mayo de 2020

"Poesías Divinas - Profecías del Santo"


"Hoy vuelvo a ser el hombre de las mil distancias, en tu búsqueda.
Espero ser solo una canción. Perenne sinfonía de sonidos estridentes flotando en una alcoba.
Amaneciendo en un calor que no es fuego de Sol. Que no abandona el frío de Luna.
Hoy escuece pensar. La bruma se hace perenne. Te encuentras ausente. Solo palpo sueños y traición.
¡Mi espíritu agonizando en versos!
Abandono aquellos espacios de tormentas en llanura y cordilleras. Abandono el paraje sobre el que acamparon mis sueños. Ya solo busco los sentimientos. De nuevo en la esfera. Como Platón en su cueva en busca de Luz. Como Dios en su nave buscando al Hombre: soy su oscuro milagro.
Me ha vencido el hombre, el blanco sonido de la materia. Soy espíritu. Acaso soy esa voz que no destruye.
Y nunca se destruye cuando el silencio habla. Así me susurra la poesía..."
("Poesías Divinas - Profecías del Santo", José Luis Collado Novillo)

Así se presenta este libro y esa frase final es toda una invitación para una naturalmente curiosa como yo. Pero empiezo desde el principio, como corresponde.

He dicho repetidas veces que, desde que he ingresado a este mundo de los blogs, leo una cantidad increíble de sitios, más de aquellos que comento. Comparo esto con bucear, para mí es hacerlo en un mar de letras. Entonces, comienzo en un blog conocido, amigo y algo llama mi atención... tal vez un nick particular, un comentario con el que me identifico, o todo el contrario... y empiezo a "investigar".

Fue así que un día llegué a un blog de poesía, pero no cualquier poesía. ¿Por qué digo esto? Creo que la mayoría de nosotros, lo admita o menos, tiene una serie de preconceptos y esto incluye el mundo de las letras. Por lo general, se asocia la poesía a lo romántico, a lo delicado, a lo soñado... hoy por hoy, tal vez hasta a lo erótico; pero todos sabemos que el universo del sentir humano es mucho más amplio. Entonces imaginen mi sorpresa cuando la marea me llevó hasta "Canciones y poesías de la oscuridad".

Allí la poesía tomó otra dimensión. Lo que leía no eran letras que buscaban, por decirlo de algún modo, seducir... no, éstas te golpeaban directamente al pecho, al centro del alma. Y es esta poesía que te encontrarás en este libro. Su autor, conocido aquí como Don Dumas, tiene una gran capacidad para hablarnos y, en cierta forma, hacernos enfrentar a esa oscuridad que todos poseemos; porque es en ésta que se basan sus letras. En lo oscuro... el dolor; la herida; la angustía; la desesperación; la ausencia; la soledad y hasta la misma muerte. Pero, si lees con atención, si dejas que las palabras se filtren hacia tu interior, verás la luz entre ellas, esa que nunca falta.

Por todo esto, no te pierdas este libro ni pas(e)ar por su blog y sus poesías.




(El fragmento inicial fue extraído del sitio Amazon.es donde puedes adquirir la copia del libro.)





  

(Esta reseña participa al "Reto Genérico"
y al reto "12 meses, 12 libros")