viernes, 17 de septiembre de 2021

Leyendo

Podría empezar  pidiendo disculpas por estos más de dos meses de ausencia, pero entonces comenzaría a escribir con hipocresía, algo que nunca, en los largos doce años de blogs que llevo, he hecho; primero porque no es mi naturaleza y segundo porque me parecería faltarte el respeto.

Ni siquiera podría considerar ésta una "vuelta"; porque no sé si seguiré haciéndolo, escribir aquí o allá, o si tendré ánimos de leerlos y comentarles. Y por esta razón fue que dudé muchísimo en sentarme y escribir hoy, es la pura verdad... porque parece fuera uno de los siete pecados capitales escribir y publicar en el propio blog pero no ir a leer y comentar -sobre todo eso, comentar-, los blogs "amigos". Muchos prefieren esas formalidades de compromiso: "Hermoso! ...me encantó lo que escribiste, me llegó.", así hayas leído cinco de las mil trescientas cincuenta palabras que tenía el texto y esté hablando de la muerte del canario. Yo no soy así, no me sale y no quiero aprender... menos ahora.

Pero tengo ganas de hacerlo. Tengo ganas de escribir y contar esto, a alguien, no importa a quién, será para quien quiera leerlo. Y de verdad, juro por lo más sagrado que tengo, no me interesa que comentes. Sí, a vos te digo, a vos que estás leyendo, no me importa si no querés comentar o no podés porque estás con el móvil, o viajando o en el mismo trabajo, o donde sea. De verdad que no. Si algo de lo que lees acá, antes o después de esta entrada, te sirve, te hace bien, hace que conozcas algo nuevo... yo me doy por hecha. Estoy convencida que la buena energía fluye y tarde o temprano, llega. Por eso, acá va lo que quería contarte.

En los últimos meses me he vuelto a refugiar en la lectura. Cuando no trabajaba o no estaba ocupada con otras cuestiones, me sumergía en los libros. Muchos dirán: "...Alma, eso no es novedad...", pero es que no hacía otra cosa. No tenía ánimo para más nada. Y entonces un día, apareció un amigo de la casa y me dijo: "¿viste que uno de los últimos libros que recomendás también lo menciona Hernán Casciari en su canal de YouTube?" ...y yo, que soy más curiosa que un gato, me fui derechita al link, porque no tenía ni idea de quién me estaban hablando. Y por Diosssssssssss... lo que me estaba perdiendo!!!

De repente me encontré en una librería con un cheque en blanco. Y como buena porteña, extremista y pasional, ¿qué hice? ...en un sólo fin de semana me ví todos sus videos de "Cuentos a la medianoche" y la primera temporada de "Zoom de libros" (advertencia: esta última playlist produce adicción, yo sé lo que te digo, después no digas que no te avisé.), obviamente, busqué cuanto libro de él podía conseguir para ya, para el día anterior... y empecé a leer.
Lo que me he reído no tiene nombre. Lo que me he emocionado con algunos relatos es indescriptible, tal vez porque viviendo en el exterior desde hace más de diecisiete años algunos 'detalles' son muy, pero muy míos también. Lo que he llorado con algunos fragmentos... ufff si lo pienso, vuelve esa sensación de experiencia cercana.




Obviamente empecé con "Más respeto que soy tu madre" (ya -casi- todos conocen mi obsesión por leer en el orden que fueron publicados los libros...). Seguí con "España decí alpiste" y mis carcajadas, porque te aclaro que no podían considerarse "risas" con esos decíbeles, fueron tremendas. Después fue el turno de "El pibe que arruinaba las fotos" y automáticamente vinieron a mi memoria esas fotos grupales del colegio que siempre traté de destruir o ignorar. "El nuevo paraíso de los tontos", que sinceramente es el que menos me gustó, pero creo fue porque ya había escuchado casi todos los cuentos. "Charlas con mi hemisferio derecho", en el cual me reconocí en más de una ocasión y sonreí. "Messi es un perro" que por momentos quería ponerme de pie y aplaudir a este hombre que ya me parecía conocer desde siempre. Y terminé el sábado pasado con "El mejor infarto de mi vida" y te aseguro que más de un relato lo releí en voz alta para mi hija... necesitaba compartirlo con alguien. Sí era una necesidad, no sabría clasificarlo de otra manera. Y me emocioné... mucho. Me faltan otros, los últimos, lo sé, y las revistas que también quiero leer, pero todo eso decidí los quiero en físico, por lo cual cuando viaje para allá (espero sea pronto), me compraré todo... absolutamente todo.

Tal vez sea por el momento y las circunstancias personales, pero en todos estos días no me he cansado de repetir: "¿Conocés a Hernán Casciari? ...tenés que leerlo, escucharlo, ver los videos con su hija Nina (otra maravilla... de grande quiero ser como ella!), todo... se pasa, el tipo se pasa!". Y es eso mismo que te digo a vos que estás leyendo, andá a los links que te dejé por toda la página; si estás en Buenos Aires, andá a su librería/editorial; escuchalo en la radio, en fm Urbana, con su columna de los miércoles en el programa "Perros de la calle"; y, todavía mejor, si podés andá hasta San Antonio de Areco, que aparte de ser un lugar hermoso para conocer (mis recuerdos de infancia me llevan allí de paseo), ahora él ha organizado unas cenas con lecturas... ¡cómo extraño la variedad y oferta cultural de mi Buenos Aires querido!

      

Tal vez me dejé ganar por el entusiasmo, la nostalgia que a veces me produce lo típicamente argento y que quisiera tener a mis 'Chiri' (si leen a Casciari ya lo entenderán... repito) mucho más cerca, físicamente hablando... o simplemente el deseo de compartir con otro algo que me ha gustado mucho. Y porque tenía ganas de escribirlo y que sea hoy; porque hoy es el cumpleaños de ese amigo que me lo recomendó y, sin saberlo, me hizo uno de los mejores regalos en estos tiempos tan difíciles...

...por eso mi agradecimiento público y un muy, muy sincero deseo de todo lo mejor para vos, JLO...


...pequeño regalo, porque no puedo escuchar esta música sin acordarme de vos:

22 comentarios:

  1. Pues yo te dejo un comentario para saludarte y para decirte que me voy a ver ese canal. A ver qué pasa.

    ResponderBorrar
  2. Ya sabés como pienso, mejor 10 de verdad que 30 falsos. A mí también me parece una falta de respeto lo de comentar por comentar. Y hay una auténtica plaga... pero en fin, qué le vamos a hacer.
    Investigaré al tipo que recomiendas, ahora ya tengo tiempo para retomar la lectura, el otro día me volví loca en Amazon y compré un arsenal de libros... sé que algunos te encantarían. Besitos amor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Lo hemos ya hablado Laura, pero hay cosas que, por mucho que lo intentes, no cambian.
      Mi hija aún no leyó el que le regalé que leí en tu casa… que cuatro días maravillosos esos… tendría que “hablar” de esos libros, son geniales y es que vos tenés muy buen gusto!

      Besotes osita!!!

      Borrar
  3. ¡Hola, Alma!

    Bienvenida de nuevo y no te preocupes por el tema de los comentarios. Al final entras en un bucle muy peligroso que ni te deja escribir a gusto, ni poder comentar a todos. El tiempo es finito y creo que lo debemos repartir con mucho cuidado. Agradecerte los consejos literarios que no ofreces y sobre todo tu sinceridad.

    Bessos ragazza!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel!

      Es verdad lo que dices de los comentarios… si te descuidas, entras en un bucle que no te deja escribir “en libertad”, como que te saca las ganas… pero bueno, así son las cosas por estos lares. En cuanto tenga un ratito quiero pasar por tu rincón marciano a ver si has reseñado “Dune”, deseo ir a verla y tu opinión sería un excelente parámetro.

      Baci baci!!!

      Borrar
  4. Argenta de alma tenés que saber que cada tanto nuestro país saca de la galera un portento y se lo ofrece al mundo. Casciari es el más reciente... y envima es de Racing, como para no seguirlo y valorarlo.

    Abrazo hasta allá.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Carlos, me causó mucha gracia eso de: ”…y encima es de Racing…”, menos mal que después aclaraste porque sino parecía una maldición 🤣🤣🤣 …pero sí, un grande el hombre!

      Besotes.

      Borrar
  5. Qué lindo lo que contás y me encanta haberte provocado algo de alegría. Todo se dio por leerte y encontrar esa coincidencia en Cirse, así que vos lo provocarte también.

    Gracias por la imagen, por el video y por las palabras. Ahora tengo que leerlo más yo! Jaja. Beso grande Argentina del alma 💙

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Volví a la entrada porque la había leído desde el teléfono y vi que tenía links. Me guardé el de la página personal de Casciari que no la conocía, es excelente.

      PD: Nombraste a Messi pero... ¿escuchaste el de Maradona leído por la madre de Casciari que te mandé hace mucho? Ojo eh... ja.... besos de nuevo para vos.

      Borrar
    2. Gracias a vos JLO… y sí, me acuerdo de ese cuento leído por Chichita… y mirá cómo son las cosas, en ese momento no llegué a Casciari… se ve que no tenía que ser, no hasta ahora 😉

      Gracias gracias gracias… besotes 💋💋💋

      Borrar
    3. Ahhhh y me alegra haberte sorprendido para tu cumpleaños, sigue disfrutando!

      Más 💋💋💋

      Borrar
  6. Me ha llamado la atención lo que escribes de Casciari, del que no he leído nada. Tendré que descubrirlo y, supongo, conforme a lo que comentas, disfrutarlo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Espero que así lo hagas Trecce... y que me comentes al respecto, si quieres.

      Borrar
  7. Hola Silvia!
    Pues desde luego que me has despertado la curiosidad, no sabia de Hernán, tomo buena nota que seguro me va a gustar.
    En cuanto a lo de tomarse un respiro y desconectar, lo entiendo perfectamente. De un tiempo a esta parte noto que no me dan las horas ni los días, cada vez quiero estar en mas frentes y no es posible, trato de priorizar y dedicarme a la familia, a las personas que quiero y a las cosas que me apasionan, este noria va demasiado rápido y a veces creo que nos perdemos lo que pasa a nuestro alrededor.
    Bueno, ya sabes donde nos tienes, besos;)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Fran...

      "Tomarse un respiro..." ...a veces siento como si estuviera a metros y metros por debajo del agua, veo todo difumarse, los sonidos se vuelven lejanos y, sobre todo, no logro respirar... puede sonar "trágico", pero no lo digo con esa intención, simplemente trato de explicar cómo me siento... hoy le decía a un buen amigo que es como cuando dejas de comer: al inicio tienes hambre, hasta te desesperas... pero luego es como que te acostumbras y ya ni siquiera piensas en comer... algo así como una anorexia anímica.

      Y por los libros de Casciari, si los lees ¿me cuentas qué tal ha ido?

      Besotes... y no imaginas cuánto bien me haga saber dónde encontrarlos y hacerlo... ;)

      Borrar
  8. La curiosidad siempre nos impulsa a descubrir cosas nuevas, así como las ganas nos impulsan a escribir o a hacer lo que nos gusta, no porque nos lean, aunque es grato ser leído y recibir opiniones o puntos de vista, pero lo primero es uno mismo si así quiere hacerlo.

    Besos dulces Alma y dulce otoño.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dulce... "(...)lo primero es uno mismo (...)" y ¿qué pasa cuando uno ya se cansa de uno mismo... cuando no se soporta... cuando todo te da lo mismo -o casi-?

      No me hagas caso, pido sólo un poco más de paciencia... si es que acaso puedo pedir algo a alguien.

      Gracias... tú sabes... besos grandes grandes y disfruta tu primavera que sé te encanta.

      Borrar
  9. Ay Alma si supieras cuanto entiendo tu entrada de hoy... solo deseo que estés lo mejor posible y que sepas que te aprecio muchísimo. Me alegró ver que te asomabas a tu blog.
    Un beso enorme y todo mi cariño.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Carmela… gracias por todo el cariño que me brindas, no imaginas lo bien que me haces.

      Besotes enormes 😘😘😘

      Borrar
  10. Es un placer leerte. Y también me gusta dejarte comentarios. Lo hago con gusto.
    Que bueno que hayas publicado una nueva entrada. Comprendo lo de sumergirse en la lectura. Es un placer que entiendo muy bien.

    Espero que tengas ánimo, motivación para escribir.

    Un abrazo empático y besos, paisana.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ayyyy Demi... primero te agradezco lo que decís, te agradezco que aún me leas y me alegra que te guste hacerlo... de verdad, gracias. Por lo del ánimo para escribir... ¿qué querés que te diga? ...me paso tres días para escribir una reseña y ni hablar de relatos o ficción de mi propia pluma... si algo de eso me sale, va a una libreta nueva que me regalaron...

      De nuevo gracias y besotes para vos, paisano!

      Borrar