lunes, 19 de agosto de 2019

"El Conde de Montecristo"

"(...)
En cuanto a vos, Morrel, he aquí el secreto de mi conducta. No hay ventura ni desgracia en el mundo, sino la comparación de un estado con otro, he ahí todo. Sólo el que ha experimentado el colmo del infortunio puede sentir la felicidad suprema. Es preciso haber querido morir, amigo mío, para saber cuan buena y hermosa es la vida. Vivid, pues, y sed dichosos, hijos queridos de mi corazón, y no olvidéis nunca que hasta el día en que Dios se digne descifrar el porvenir al hombre, toda la sabiduría humana estará resumida en dos palabras: ¡Confiar y esperar!
(...)"
("El conde de Montecristo" - Alexandre Dumas)

Edmundo Dantés ha pasado veinte años encarcelado en el castillo de If. Allí conoce al padre Faria que le revela la existencia de un tesoro oculto en la isla de Montecristo. Dantés huye de la prisión y encuentra el tesoro. A partir de ahora su objetivo es vengarse de las personas que lo encarcelaron. Tras un año en Oriente, regresa a Francia con una nueva identidad: el Conde de Montecristo.

"El conde de Montecristo" es una historia que pone de manifiesto los peores defectos humanos. Se podría decir que es un libro sobre la venganza, pero esto sería muy reductivo. Porque Alexandre Dumas nos habla del bien y el mal, pero no como absolutos; nadie es totalmente bueno o totalmente malo, todos podemos tener actitudes en uno u otro sentido... es lo que podemos observar en cada uno de los personajes, hasta el propio Edmundo Dantés.

Un libro que tal vez pueda "asustar" por la cantidad de páginas pero que terminará atrapándote, te lo aseguro.

6 comentarios:

  1. Hola Alma!
    Fue uno de los primeros libros digamos serios que lei y fue por la insistencia de mi tia (vivia con nosotros), era uno de sus libros favoritos y siempre me insistia en que lo tenia que leer. Existen varias versiones cinematograficas, una de las que mas me gusta es The Count of Monte Cristo (1934), tiene un encanto especial, o al menos eso creo...
    Me ha traido buenos recuerdos este post.
    Feliz semana, besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Fran!

      Me encanta lo que has dicho... muchas veces pasa eso, alguien al que queremos, nos "marca" con algún libro, o película o música, y todo pasa a ser parte de nuestro propio bagaje.
      No recuerdo la versión cinematográfica que mencionas pero la buscaré en cuanto tenga algo de tranquilidad... si eso será posible algún día...😬

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Otro de los clásicos de la literatura, de esos libros que siempre se mencionan al momento de hablar de buenos libros. Y como no también llevado al cine, que para los que no leemos mucho es otra opción válida :)

    Besos dulces Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije antes, no sé cuántas versiones cinematográficas he visto, seguramente unas cuantas...y sí, es una buena opción para quien no le gusta leer... yo hago las dos cosas Dulce... leo y luego veo la película, oal revés...😛

      Besos grandes.

      Eliminar
  3. Teniendo en cuenta que Dumas cobraba por cada palabra en sus folletines, el que cada uno de sus libros sean formato ladrillo no debería sorprendernos.
    Al menos resulta más entretenido que mucha literatura actual...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si se hacía pagar por cada palabra o menos, José; pero si lo hacía, bien por él... que te paguen por hacer lo que más te gusta, esa sí es una suerte!!!

      Saludos.

      Eliminar